Mundo

Presidenta surcoreana califica de homicida a la tripulación de ferry Sewol

La críticas de Park Geun-hye son emitidas luego de que se diera a conocer que el capitán, uno de los primeros en abandonar la nave, y algunos miembros de la tripulación tardaron más de media hora en emitir la orden de evacuación ante un inminente naufragio.
AP
21 abril 2014 9:25 Última actualización 21 abril 2014 9:49
capitán Lee Joon-seok, ferry corea

El capitán y dos integrantes de la tripulación han sido arrestados bajo sospecha de negligencia y abandono de personas que necesitaban ayuda. (Reuters/Archivo)

JINDO, Corea del Sur.- La presidenta de Corea del Sur, Park Geun-hye, dijo que el capitán y algunos miembros de la tripulación del ferry Sewol, hundido la semana pasada, cometieron "actos imperdonables y homicidas", en el desastre que causó la muerte o desaparición de más de 300 personas.

Las críticas de la presidenta fueron hechas luego de que el capitán, uno de los primeros en abandonar la nave, inicialmente indicara a los pasajeros que debían permanecer en sus camarotes y esperó más de media hora para dar orden de evacuación mientras el ferry se hundía.

En una reunión de gabinete, Park dijo que el capitán y la tripulación "dijeron a los pasajeros que permanecieran en sus habitaciones pero ellos fueron los primeros en escapar tras abandonar a los pasajeros".

El capitán y dos integrantes de la tripulación han sido arrestados bajo sospecha de negligencia y abandono de personas que necesitaban ayuda.

Fiscales informaron que otros cuatro integrantes de la tripulación fueron detenidos.

Un video mostró que el capitán Lee Joon-seok, de 68 años, estuvo entre las primeras personas que fueron rescatadas. Integrantes de su tripulación dijeron que había sufrido heridas, pero un doctor que lo atendió dijo que no presentó fracturas y sólo heridas leves.

Hasta ahora se han recuperado 64 cadáveres, mientras que unas 240 personas siguen desaparecidas. Alrededor de 225 de los desaparecidos son estudiantes de una escuela cercana a Seúl que iban a la isla turística de Jeju.

El Sewol se hundió el miércoles frente a la costa de Corea del Sur, pero fue hasta el domingo que los buzos ingresaron a la nave debido a la fuerza de las corrientes y la visibilidad deficiente a causa del mal tiempo.