Mundo

Papa Francisco se reunió con víctimas de abusos sexuales de sacerdotes en Filadelfia

Papa Francisco dijo a obispos en Filadelfia que se reunió con víctimas de abuso sexual de sacerdotes; añadió que la juventud debe ser protegida y todos los responsables tienen que responder.
Reuters
27 septiembre 2015 9:4 Última actualización 27 septiembre 2015 10:1
papa

(Bloomberg)

El Papa Francisco dijo a obispos en Filadelfia, en el último día de su visita a Estados Unidos, que se reunió con víctimas de abusos sexuales de sacerdotes a las que prometió que todos los involucrados tendrán que asumir sus responsabilidades.

Dios llora por los niños abusados sexualmente, dijo el pontífice de 78 años. La juventud debe ser protegida y todos los responsables tienen que responder, agregó.

Los reportes de que sacerdotes abusaron de niños y que los obispos encubrieron sus acciones se convirtieron en una gran noticia en 2002, creciendo hasta un escándalo que sacudió a toda la Iglesia.


Las víctimas dicen que el Vaticano no ha hecho lo suficiente. Hasta 100 mil niños estadounidenses han sido víctimas de abusos de sacerdotes, según un reporte presentado por expertos en seguros en una conferencia en la Santa Sede en 2012.

El Papa habló el domingo ante un grupo de sus obispos antes de visitar a reos en una prisión en Pensilvania y oficiar una misa para una audiencia que se espera llegue al millón y medio de personas.

El primer papa latinoamericano ha enfocado su viaje por Estados Unidos en la inmigración, pidiendo a los estadounidenses que hagan a un lado su hostilidad hacia los recién llegados y dirigiéndose a una multitud de católicos de origen latino en español.

Francisco, quién ha puesto énfasis en la humildad y el servicio más que en la pompa y el rito desde que fue elegido Papa, visitará una prisión de Filadelfia donde se le entregara una silla de madera tallada por los reos que usará en una misa al aire libre al final del día.

El líder de los mil 200 millones de católicos romanos se ha reunido con multitudes en cada etapa de su visita de seis días a Estados Unidos, que incluyó, antes de su llegada Filadelfia, la primera intervención papal de la historia ante el Congreso de Estados Unidos y un discurso en la Asamblea General de Naciones Unidas.