Mundo

Pánico y caos en Nepal por réplicas; científicos predijeron terremoto

The Hindustan Times recordó que apenas el 4 de marzo científicos indios predijeron que podría suscitarse un “gran terremoto” en la región; las réplicas mantienen a Nepal en el pánico y caos.
Agencias
26 abril 2015 23:5 Última actualización 27 abril 2015 8:5
Rescatistas trasladan a un herido en Swyambhu, Katmandú. (Reuters)

Rescatistas trasladan a un herido en Swyambhu, Katmandú. (Reuters)

KATMANDÚ.-  A dos días del terremoto de 7.8 grados que sacudió Nepal, la cifra de muertos asciende a 3 mil 726 y hay 5 mil 900 heridos, mientras que fuertes replicas ––una de ellas, de 6.7 grados, provocó nuevas avalanchas en el Monte Everest–– siguen sembrando el terror y la confusión en el país de los Himalayas, que no había sufrido un sismo semejante desde 1934.

Por su lado, The Hindustan Times recordó que apenas el 4 de marzo científicos indios predijeron que podría suscitarse un “gran terremoto” en la región, ya que la corteza frontal del centro de los Himalayas había permanecido inactiva durante siete siglos.

En Katmandú, miles de personas que pasaron la noche a cielo abierto deambulaban el domingo por las calles bajo la lluvia, tratando de entender la dimensión del daño. Más allá del Valle de Katmandú, densamente poblado, los equipos de búsqueda y rescate intentan llegar a los pueblos cerca del epicentro, 80 kilómetros al noroeste.

En las faldas del Everest al menos 19 personas fallecieron por una avalancha que provocó el temblor. La ayuda comenzó a llegar de India y China, pues “no tenemos equipo para sacar a la gente de los escombros”, reconoció Kamal Singh Bam, vocero de la policía, quien añadió que “en la mayoría de los lugares, los rescatistas remueven con las manos los desechos”.

El ejército movilizó helicópteros y el suministro eléctrico se restableció en los hospitales, que están saturados, y en edificios gubernamentales, aunque falta en las casas; también se reabrió el aeropuerto internacional de Katmandú.

Sin servicio telefónico, los rumores se extienden rápidamente. Uno aseguró que una cadena extranjera había pronosticado que un terremoto aún más poderoso sacudiría Katmandú entre las 15:00 y las 17:00, generando pánico. Incluso los principales hoteles recomendaron a los huéspedes dejar sus habitaciones. Los montañistas heridos más graves en el campamento base del Everest empezaron a ser desalojados en helicópteros, pero la tarea se frenó después de que la replica de 6.7 grados que se registró a las 13:00 horas detonó nuevas avalanchas en el pico más alto del mundo.

Una de las víctimas mortales es Dan Freedinburg, alto ejecutivo de Google; decenas de alpinistas permanecen varados en dos campos a mayor altura.

epicentrodelterremoto