Mundo

Obama, sin facultades para acelerar el TPP

Los diarios The New York Times y The Washington Post exponen que el propio liderazgo demócrata del Capitolio rechaza concederle facultades al mandatario para sacar adelante por la vía rápida dicho convenio.
Redacción
19 febrero 2014 20:53 Última actualización 20 febrero 2014 5:0
Minutos antes de sostener un encuentro trilateral, Harper. Peña y Obama dieron una pequeña conferencia. (Reuters)

El presidente de EU tendría la oportunidad de asegurar a Enrique Peña Nieto y a Stephen Harper que es capaz de cumplir con los objetivos del tratado. (Reuters)

Previo a la cumbre de líderes de América del Norte, que ayer se efectuó en Toluca, Estado de México, la administración Obama insistió en que el Tratado de Libre Comercio regional (TLCAN) sería “actualizado” mediante las negociaciones del Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP); sin embargo, destacaron The New York Times y The Washington Post, el propio liderazgo demócrata del Capitolio rechaza concederle facultades para sacar adelante por la vía rápida –fast track– dicho convenio, al igual que el pacto transatlántico que discute con la Unión Europea, con base en requerimientos ambientales y laborales.

El primer diario resaltó que en su “visita torbellino” de unas cuantas horas, el presidente Barack Obama tendría la oportunidad de asegurar a su colega mexicano, Enrique Peña Nieto, y al premier canadiense, Stephen Harper, que es capaz de cumplir con los objetivos del TPP “en un momento en que enfrenta obstáculos significativos en casa”, pues Harry Reid, titular de la mayoría oficialista del Senado, y Nancy Pelosi, lideresa de la minoría en la Cámara de Representantes, “se oponen a una ley para darle autoridad similar a la que tuvieron sus predecesores para negociar acuerdos comerciales”.

Improbable

A su vez, TWP expuso que la semana pasada el vicepresidente Joe Biden “pareció reconocer” que Obama no tendrá la autoridad de promoción comercial que necesita para negociar sin enmiendas del Congreso, luego de que Reid indicó que no presentará al pleno una iniciativa en ese sentido. Sin ese poder, añadió, el TPP, cuyas pláticas la Casa Blanca quería ver concluidas en 2013, “podrian retrasarse significativamente”.

Es por ello que ahora Michael B. Froman, representante comercial del Ejecutivo, sostiene que el gobierno es sensible a la preocupación ecológica y laboral de la fracción demócrata del Capitolio y de grupos aliados como Public Citizen, afirmando que como candidato en 2008, Obama prometió renegociar el TLCAN y “eso es exactamente lo que estamos haciendo en el TPP, modernizando nuestra relación comercial no sólo con México y Canadá, sino también con otros nueve países”.