Mundo

Obama reformulará estrategia para respaldar a rebeldes en Siria: Carter

La estrategia contempla el entrenamiento a líderes rebeldes sirios en vez de centrarse en unidades de infantería completas, como había sido hasta ahora, señaló el Secretario de Defensa, Ashton Carter; la ayuda se concentraría en armas, equipamiento de comunicaciones y municiones.
Reuters
09 octubre 2015 10:30 Última actualización 09 octubre 2015 10:52
Ashton Carter

El Secretario Ashton Carter ordenó al Departamento de Defensa que entregue paquetes de equipamiento y armas a un grupo selecto de líderes aprobados. (Reuters)

LONDRES. Estados Unidos anunció que reformulará sus esfuerzos para respaldar a rebeldes que combaten contra Estado Islámico y dijo que entregará armas y equipamiento a líderes rebeldes aprobados y a sus unidades, en una decisión que podría permitir una expansión de la ayuda de Washington.

El anuncio marcó un alejamiento desde un programa previo para entrenar y equipar a unidades de combatientes en lugares fuera de Siria, después de que el desastroso lanzamiento del programa este año provocó críticas contra la estrategia del presidente Barack Obama respecto a la guerra.

"El secretario de Defensa (Ashton) Carter ahora está ordenando al Departamento de Defensa que entregue paquetes de equipamiento y armas a un grupo selecto de líderes aprobados y a sus unidades de modo que, en el tiempo, puedan realizar una entrada concertada a territorio aún controlado por ISIL", dijo en un comunicado el portavoz del Pentágono, Peter Cook.

Un alto funcionario de Defensa estadounidense, que habló bajo condición de anonimato, afirmó que el entrenamiento será dirigido a líderes rebeldes sirios en vez de centrarse en unidades de infantería completas, como había sido hasta ahora.

La ayuda estadounidense se concentraría en armas, equipamiento de comunicaciones y municiones, sostuvo el funcionario, quien agregó que el programa rediseñado comenzará en "días".

Carter dijo a través de un comunicado que creía que los cambios "en el tiempo, aumentarán el poder de combate para contrarrestar a las fuerzas de ISIL en Siria".

"Estoy convencido de que una derrota duradera de ISIL en Siria dependerá en parte del éxito de fuerzas terrestres locales y motivadas", sostuvo Carter.

El esfuerzo militar original de Estados Unidos consistió en entrenar unidades enteras fuera de Siria, en bases de Turquía y Jordania, para enviarlas después a combatir en la guerra civil.

En mayo, el Ejército estadounidense empezó a entrenar hasta 5 mil 400 combatientes al año, en la que fue considerada como una prueba a la estrategia de Obama de tener aliados locales para combatir a Estado Islámico, manteniendo a sus tropas lejos del frente.

No obstante, el programa tuvo problemas desde el principio, cuando algunos integrantes de la primera promoción, de menos de 60 combatientes, fueron atacados por la facción de al Qaeda en Siria, el Frente Nusra, en su debut sobre el campo de batalla.