Mundo

Obama ordena buscar más apoyo militar contra el Estado Islámico 

El presidente  de Estados Unidos, Barack Obama, ordenó al secretario de Defensa, Ashton Carter, viajar al Medio Oriente para discutir con aliados en la región para que incrementen sus contribuciones militares.
Agencias 
14 diciembre 2015 22:47 Última actualización 15 diciembre 2015 5:0
El mandatario estadounidense ofreció un balance de la guerra contra el EI durante una conferencia de prensa en el Pentágono, donde se reunió con el Consejo Nacional de Seguridad. (AP)

El mandatario estadounidense ofreció un balance de la guerra contra el EI durante una conferencia de prensa en el Pentágono, donde se reunió con el Consejo Nacional de Seguridad. (AP)

WASHINGTON.- En un nuevo intento por tranquilizar a los estadounidenses sobre la amenaza del Estado Islámico (EI) y la posibilidad de que ataque a Estados Unidos, el presidente Barack Obama volvió a garantizar ayer que están seguros y que terminará con los yihadistas a donde quiera que estén.

En esta ocasión el escenario fue el Pentágono donde se reunió con el Consejo Nacional de Seguridad. Ahí, reiteró el redoblamiento de sus esfuerzos para fortalecer la cooperación internacional en este frente con socios y aún rivales como Rusia, cuya intervención militar en Siria ha fortalecido al presidente Bashar al Assad.

Con ese propósito ordenó al secretario de Defensa, Ashton Carter, viajar al Medio Oriente para discutir con aliados en la región para que incrementen sus contribuciones militares a la campaña de la coalición internacional en Siria.

En el frente diplomático, Obama instruyó al secretario de Estado, John Kerry, para viajar a Rusia, donde hoy se entrevistará con el presidente Vladimir Putin para continuar las discusiones con miras a lograr un acuerdo que ponga fin a la guerra civil en Damasco. En el terreno doméstico, destacó que el Departamento de Seguridad de la Patria (DHS) actualizó su sistema de alerta “para ayudar a los estadounidenses a mantenerse atentos y seguros”.

EL AVANCE 

Como en ocasiones anteriores, el mandatario declaró que los líderes del EI “no se pueden esconder” porque están en el punto de mira de Estados Unidos y la coalición que su país lidera para derrotarlos en Irak y Siria, aunque reconoció por primer vez que la lucha no ha sido, ni será fácil.

“Hasta ahora el EI ha perdido 40 por ciento del área que alguna vez controlaba en Irak y va a perder más”, dijo, haciendo notar el avance de las fuerzas irakíes en las importantes ciudades de Ramadi y Fallujah.

Refirió asimismo que los yihadistas han perdido terreno también en Siria como resultado de lo cual, las fuerzas del grupo fueron expulsadas de la mayoría de las comunidades que controlaban anteriormente en la frontera con Turquía.

Obama aseguró también que el EI perdió influencia entre los musulmanes, donde un mayor número de personas ya “los están viendo como los delincuentes y asesinos que son”, provocando deserciones entre sus fuerzas.

“Estamos golpeando al EI más fuerte que nunca”, dijo Obama, que aportó el dato de 9 mil bombardeos contra los yihadistas.