Mundo

Obama rechaza construcción del polémico Keystone XL

El presidente de Estados Unidos rechazó el permiso para construir un oleoducto que transportaría 800 mil barriles de petróleo diarios entre Canadá y Nebraska siete años después de que se realizó la primera propuesta del controvertido proyecto.
Redacción
06 noviembre 2015 11:5 Última actualización 06 noviembre 2015 11:49
Barack Obama

El presidente Barack Obama anunció este viernes la decisión de rechazar el polémico proyecto Keystone XL (Reuters)

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama,rechazó este viernes la construcción del oleoducto Keystone XL que serviría para transportar 800 mil barriles diarios de petróleo entre Canadá y Nebraska, más de siete años después de la primera propuesta sobre el controvertido proyecto.

"El Departamento de Estado ha decidido que el oleoducto Keystone XL no cumple con los intereses nacionales de Estados Unidos. Yo coincido con esa decisión", sostuvo Obama.

Keystone XL habría unido cadenas ya existentes de oleoductos entre los países y eventualmente llegaría al Golfo de México.

TransCanada Corporation, la empresa canadiense que esperaba construir el oleoducto, buscó por primera vez en 2008 el permiso presidencial para la sección transfronteriza del proyecto.

El debate sobre el oleoducto Keystone XL ha sido parte del enfriamiento de las relaciones diplomáticas entre Estados Unidos y Canadá.

Observadores de Ottawa señalaban que a veces el equipo del entonces primer ministro canadiense, Stephen Harper, ponía trabas a Bruce Heyman, el ex ejecutivo de Goldman Sachs que se convirtió en embajador de Estados Unidos el año pasado, para conseguir reuniones con los ministros del gabinete.

En tanto, los canadienses culpaban a Obama por sacrificar las relaciones con Canadá al obstaculizar Keystone XL por el bien de su legado ambiental.

Antes de que Obama rechazara el proyecto, los críticos señalaban que Harper debilitó su caso durante sus visitas a Estados Unidos al declarar que Keystone XL era "pan comido" y que "no aceptamos un no por respuesta".

Con información de Reuters