Mundo

Obama firma acuerdo bipartidista sobre presupuesto para EU

La ley eleva el límite de la deuda del gobierno hasta marzo del 2017; también establece los gastos federales para los años fiscales 2016 y 2017, y flexibiliza los límites a los gastos suministrando 80 mil millones de dólares adicionales.
AP
02 noviembre 2015 12:58 Última actualización 02 noviembre 2015 12:58
Barack Obama

Obama calificó el acuerdo como "una señal de cómo debería funcionar Washington". (Reuters)

WASHINGTON. El presidente Barack Obama firmó un proyecto de ley sobre el presupuesto nacional que evita la paralización del gobierno y aplaza la próxima serie de disputas en torno de los gastos federales y de la deuda hasta después de las elecciones presidenciales y legislativas del año próximo.

Obama elogió la inusual cooperación bipartidista que permitió el acuerdo por dos años y dijo que orienta el gobierno en un camino responsable. "Debería librarnos del ciclo de amenazas de paralización y arreglos de último minuto y nos permite, por lo tanto, planear para el futuro", afirmó en breves declaraciones antes de firmar el proyecto que lo convierte en ley.

Este martes era el plazo para evitar que Estados Unidos incurriera en mora de sus obligaciones financieras elevando el límite de la deuda admitida.

El Senado dio su aprobación definitiva al proyecto aprobado por la Cámara de Representantes la semana pasada y lo envió al presidente. Obama lo firmó en su despacho, poco antes de partir en un viaje de un día a Nueva Jersey y Nueva York para concentrarse en el sistema de justicia penal y recaudar fondos para los demócratas.

La ley eleva el límite de la deuda del gobierno hasta marzo del 2017. La medida también establece los gastos federales para los años fiscales 2016 y 2017, y flexibiliza los límites estrictos a los gastos suministrando 80 mil millones de dólares adicionales, divididos por partes iguales entre los militares y los programas domésticos. Los comités de asignaciones deben redactar las leyes que reflejen los gastos a más tardar el 11 de diciembre.

Las negociaciones sobre el presupuesto, que comenzaron hace semanas, se aceleraron la semana pasada cuando el republicano Paul Ryan se aprestó a asumir como presidente de la Cámara de Representantes.

Obama negoció el acuerdo con líderes congresuales demócratas y republicanos dispuestos a impedir las amenazas de paralización del gobierno de los republicanos que se han sucedido durante años.

Obama calificó el acuerdo como "una señal de cómo debería funcionar Washington" e instó a los legisladores a mantener la colaboración. "Mi esperanza es ahora que sigan este acuerdo con proyectos de gastos que también inviertan en las prioridades de Estados Unidos, sin desviarse por una serie de cuestiones ideológicas que nada tienen que ver con el presupuesto", afirmó.