Mundo

Obama critica muros y populismo

Durante su participación en la Asamblea General de la ONU, el presidente de los EU lamentó las tendencias mundiales marcadas por un “nacionalismo agresivo” o un “crudo populismo” que –dijo- puede ser de izquierda.
Notimex
20 septiembre 2016 11:38 Última actualización 20 septiembre 2016 11:38
Barack Obama

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, durante su discurso ante la Asamblea General de la ONU. (Reuters)

NACIONES UNIDAS.- El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, criticó veladamente al candidato presidencial republicano Donald Trump desde la tribuna de las Naciones Unidas, al repudiar al populismo y sus propuestas de construir muros entre los países.

En su octava y última participación en la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Obama lamentó las tendencias mundiales marcadas por un “nacionalismo agresivo” o un “crudo populismo” que –dijo- puede ser de izquierda, pero más frecuentemente desde la extrema derecha.

“Una nación rodeada por muros sólo se aprisiona a sí misma”, dijo Obama en un mensaje de 47 minutos, durante el cual no mencionó expresamente al candidato republicano.

“La respuesta no puede ser un simple rechazo a la integración global, sino debemos trabajar para asegurar que sus beneficios sean compartidos ampliamente”, dijo ante las delegaciones internacionales.

Obama fustigó a los políticos que buscan “restaurar lo que creen que era una era mejor, más simple, libre de contaminación externa”. Analistas coincidieron que se trató de una alusión a loa consigna de Trump: “Hagamos a Estados Unidos Grande Nuevamente”.

No obstante, el presidente estadounidense señaló que esas visiones no deben ser ignoradas por la comunidad internacional.

“Son poderosas. Reflejan la insatisfacción entre muchos de nuestros ciudadanos, no creo que esas visiones puedan ofrecer seguridad y prosperidad en el largo plazo”, remató.

Aunque Obama hizo un repaso a los últimos ocho años de su gobierno, en los cuales destacó el acercamiento con Cuba, el acuerdo de paz con Colombia y la recuperación de la economía global, la mayor parte de su discurso fue prospectivo.

Sostuvo que el camino a la integración global requiere en este momento una “corrección del curso”.

Al respecto señaló que quienes promueven los beneficios de la integración han ignorado la inequidad dentro y entre naciones, y han dejado a las instituciones internacionales más equipadas, sin recursos para lidiar con los retos internacionales.

“Enfrentamos un dilema, podemos enfilarnos por un mejor modelo de cooperación e integración, o retraernos a uno mundo marcadamente dividido y en conflicto por distinciones viejas de nación, tribu, raza o religión”, dijo.

En ese marco defendió la Alianza Transpacífica (TPP) a pesar de que es rechaza tanto por Trump como por la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton.

“Debemos ir para adelante y no para atrás. Por imperfectos que sean, los principios de mercados abiertos y gobierno que rinda cuentas, democracia y derechos humanos y el derecho internacional que hemos forjado, siguen siendo los fundamentos más fuertes del progreso humano”, añadió.

En política exterior, Obama criticó a Rusia por su pretensiones de “recuperar su vieja gloria a través de la fuerza”.

“Debemos repudiar toda firma de fundamentalismo o racismo o creencia en superioridad étnica que hagan irreconciliables las identidades tradicionales con la modernidad, en su lugar necesitamos abrazar la tolerancia que resulta del respeto a todos los seres humanos”, señaló.