Mundo

Nueva prueba de misil de Corea del Norte desafía al mundo: Shinzo Abe

El primer ministro japonés afirmó que el misil balístico lanzado por Corea del Norte este domingo es un desafío al mundo que pisotea los esfuerzos de la comunidad internacional hacia una solución pacífica.
Notimex
21 mayo 2017 14:11 Última actualización 21 mayo 2017 14:11
Shinzo Abe

Shinzo Abe también admitió que "muchas mujeres vieron su honor y su dignidad gravemente dañados". (Reuters)

Los gobiernos de Japón y Corea del Sur condenaron de manera firme el lanzamiento este domingo de un nuevo misil balístico norcoreano, que consideraron un acto “irresponsable”, e instaron a la comunidad a frenar las “provocaciones” de Corea del Norte.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, afirmó que el misil balístico lanzado sobre el Mar de Japón por Corea del Norte, el segundo en una semana, es un "desafío al mundo" que “pisotea los esfuerzos de la comunidad internacional hacia una solución pacífica" en la península coreana.

De acuerdo con el ministro japonés de Defensa, Tomomi Inada, el misil cayó a unos 400 kilómetros de las islas de Oki, en el mar de Japón y a unos 700 de la península de Oga en la Prefectura de Akita, tras alcanzar una altitud de cerca de 560 kilómetros.

En declaraciones a la prensa al término de una reunión de seguridad de emergencia, tras el nuevo lanzamiento nocoreano, Abe consideró urgente frenar las insistentes provocaciones de Corea del Norte, las cuales, adelantó, examinaría esta semana en Italia con el Grupo de los Siete (G-7).

El primer ministro japonés dijo que quiere enviar un mensaje claro acerca de la provocación de Corea del Norte ante sus socios del G-7. “Me gustaría tener una discusión exhaustiva sobre esto en la Cumbre del G-7", indicó.

Japón trabajará en estrecha colaboración con Estados Unidos y Corea del Sur, así como sus aliados, China y Rusia, para hacer frente a la amenaza de las acciones de Corea del Norte, añadió Abe, citado por la agencia estatal de noticias Kyodo.

El jefe de gobierno japonés ordenó a su gobierno recabar la información necesaria, tan pronto como sea posible, para garantizar la seguridad de sus aviones y buques, y tomar medidas apropiadas para prepararse a otras “contingencias”, destacó el reporte informativo.

"Simplemente no podemos tolerar repetidos actos de provocación por parte de Corea del Norte", afirmó, por su parte, el secretario del gabinete, Yoshihide Suga, tras confirmar que Japón emitió inmediatamente una protesta oficial a Corea del Norte sobre la nueva prueba.

Suga aseguró que la nueva prueba no causó ningún daño y que se examina qué tipo de misil fue lanzado, aunque descartó por completo que se haya tratado de un misil balístico intercontinental.

El ministro japonés de Defensa desestimó el alcance de la nueva prueba norcoreana y afirmó que su altura fue "nada excepcional", ya que quedó por debajo de los mil kilómetros, a la mitad del misil lanzado el 14 de mayo por el régimen nocoreano, que alcanzó una altitud por encima de los dos mil kilómetros.

En un comunicado, el gobierno de Corea del sur también condenó enérgicamente el comportamiento de Corea del Norte, que calificó de “imprudente e irresponsable”, según la agencia surcoreana de noticias Yonhap.

"La provocación de Corea del Norte es un ‘acto imprudente e irresponsable’ que acaba con las expectativas y las aspiraciones para la paz y la desnuclearización de la península de Corea que tiene la comunidad internacional", destacó Cho junio-hyuck, portavoz del Ministerio surcoreano de Relaciones Exteriores.

Cho reveló que el presidente de Corea del Sur, Moon Jae-in, pidió una "respuesta firme" a los misiles de Corea del Norte e instruyó al gobierno a verificar qué tipo de misil fue probado y todos los detalles de la prueba de este domingo.

Funcionarios de Estados Unidos consideran que el misil tuvo un alcance más corto que los tres misiles lanzados anteriormente por Corea del Norte y que es probable que sea del mismo tipo del que probó en febrero pasado, que también voló cerca de 500 kilómetros, antes de caer al mar entre la península de Corea y Japón.

Militares de Corea del Sur consideraron que el misil podría ser una variante del misil SLBM de largo alcance terrestre, conocido como Pukguksong-2 o KN-15, que Norcorea lanzó el 12 de febrero, cuando con el primer ministro japonés se encontraba de visita en Estados Unidos.

El nuevo lanzamiento se registra justo una semana después de que Corea del Norte probó lo que se llama un nuevo tipo de misil balístico terrestre de mediano a largo alcance, con capacidad de volar casi 800 kilómetros de distancia.

Todas las notas MUNDO
El jefe de estado más longevo del mundo no ofrece su renuncia... por ahora
¿Quién será el nuevo presidente de Chile?
Dos agencias europeas buscan nueva 'casa' por el Brexit
Argentina detecta llamadas que realizó el submarino desaparecido
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París