Mundo

Murciélagos portadores de ébola podrían ser héroes y no villanos

Los murciélagos están cumpliendo su temible reputación de ser los principales sospechosos de contagiar el ébola a los humanos, pero los científicos creen que estos mamíferos podrían arrojar información valiosa sobre cómo combatir la infección.
Reuters
02 noviembre 2014 13:2 Última actualización 02 noviembre 2014 13:18
Etiquetas
Módulo especial prueba vacunas ébola.

Módulo especial prueba vacunas ébola.

LONDRES.- Los murciélagos están cumpliendo su temible reputación de ser los principales sospechosos de contagiar el ébola a los humanos tras el peor brote de esta enfermedad en la historia, pero los científicos creen que estos mamíferos podrían arrojar información valiosa sobre cómo combatir la infección.

Los murciélagos pueden ser portadores sin enfermar de más de 100 virus diferentes, como el ébola, la rabia y el síndrome respiratorio agudo y grave (SARS, por sus siglas en inglés).

Mientras que esto les convierte en una reserva temible de la enfermedad, especialmente en los bosques de África donde migran vastas distancias, también abre la intrigante posibilidad de que los científicos aprendan cómo mantienen a raya virus como el ébola.


"Si podemos comprender cómo lo hacen entonces eso podría llevar a mejores formas de tratar infecciones que son altamente letales en personas y otros mamíferos", dijo Olivier Restif, investigador de la Universidad de Cambridge en Reino Unido.

Las pistas comenzaron a emerger tras un análisis genético que sugiere que la capacidad de los murciélagos para evitar el ébola puede estar vinculada con su otra habilidad: la capacidad de volar.

Volar requiere que el metabolismo del murciélago vaya a una velocidad muy alta, causando estrés y potencial daño celular, y los expertos piensan que los murciélagos han desarrollado un mecanismo que limita este daño teniendo partes de su sistema inmune permanentemente conectadas.

La amenaza a los humanos de los murciélagos viene camino de la cena. La carne de caza - desde murciélagos a antílopes, ardillas, puercoespines y monos - han ostentado un lugar privilegiado en los menús de África Central y Occidental.

El peligro de contraer el ébola está en la exposición a sangre infectada al matar y preparar estos animales.

HUÉSPED NATURAL

Los científicos que estudian el ébola desde su descubrimiento en 1976 en la República Democrática del Congo, entonces Zaire, han sospechado desde hace tiempo que los murciélagos de la fruta son su huésped natural, aunque el vínculo con los humanos a veces es indirecto porque la fruta que tiran los murciélagos infectados puede ser recogida fácilmente por otra especie, extendiendo el virus a animales como los monos.

El nexo de infección de la vida salvaje lleva a brotes esporádicos de ébola tras existir contacto de los humanos con sangre y otros fluidos de animales infectados.

Esto sucedió sin lugar a dudas en el brote actual, aunque la escala de la crisis, que ahora alcanza Liberia, Sierra Leona y Guinea y se ha cobrado unas 5.000 vidas, refleja fallos posteriores en salud pública.

"Lo que sucede ahora es un desastre de salud pública más que un problema de gestión de la vida salvaje", dijo Marcus Rowcliffe de la Sociedad Zoológica de Londres que dirige el zoo de la ciudad.

El papel de los murciélagos en la propagación del ébola probablemente sea una combinación de sus inmensas poblaciones, son los segundos roedores entre los mamíferos del mundo, además de por su inusual sistema inmune, según Michelle Baker de la Commonwealth Scientific and Industrial Research Organisation, la agencia nacional científica de Australia.

Baker, que está intrigada por la capacidad de los murciélagos de vivir en "equilibrio" con los virus, publicó un estudio con colaboradores en Nature el año pasado estudiando el genoma del murciélago. Encontraron una inesperada concentración de genes que reparan los daños en el ADN, encontrando un vínculo entre la capacidad de volar y la inmunidad.

"Esto plantea una interesante posibilidad de que las adaptaciones que permiten volar han tenido efectos inadvertidos sobre la función inmune de los murciélagos y posiblemente en su esperanza de vida", escribieron. (Editado en español por Emma Pinedo y Marion Giraldo)

Todas las notas MUNDO
Trump dice es posible "gran, gran conflicto" con Corea del Norte
El Salvador prohíbe la minería metálica en su territorio
Fueron 12 y no 40 mdd el monto del 'robo del siglo' en Paraguay
Primer latino en el gabinete de Trump será secretario del Trabajo
EU expresa preocupación por planes de Venezuela para salir de la OEA
Policía alemana no halla indicios de terrorismo en tiroteo en Berlín
Trump ve acuerdo en TLCAN... pero tira amenaza
Congreso de EU busca ganar tiempo para evitar el cierre del gobierno
Detienen a mexicano que buscó refugio en iglesia de Colorado
Detienen a hombre armado con cuchillos cerca de Parlamento británico
Supuesto extremista hiere a dos policías en la isla de Reunión, Francia
Se hunde buque militar ruso que colisionó en costas de Turquía
Israel ataca depósito de armas cerca al aeropuerto de la capital siria
Deja Maduro la OEA por “dignidad, soberanía y paz del país”
Indocumentados mexicanos en EU, a la baja
Kelly presenta oficina de atención a víctimas de inmigrantes criminales
Trece grandes empresas de EU piden a Trump permanecer en el Acuerdo de París
EU lanza misil balístico intercontinental en costas de California
UE comienza proceso para retirar inmunidad de Le Pen
Mueren 12 presos en enfrentamiento en cárcel venezolana
EU entrega a Surcorea los primeros componentes del escudo antimisiles
Sarkozy anuncia que votará por Macron
Trump amenaza con llevar las 'ciudades santuario' a Suprema Corte
Francia vincula gas sarín usado en ataque en Siria al gobierno de Assad
Nuevo esfuerzo de la OEA para frenar la represión de Maduro contra la oposición