Mundo

Miami y Broward se salvan de daños severos tras paso de 'Matthew'

Salvo caídas de postes de electricidad, estos suburbios no sufrieron severos daños tras el paso del fenómeno que ahora se enfila hacia Cabo Cañaveral y Jacksonville.
Notimex
07 octubre 2016 2:22 Última actualización 07 octubre 2016 2:22
Matthew. (Reuters)

Hemos sido afortunados en esta ocasión, dijo el alcalde de Miami. (Reuters)

MIAMI.- Los condados de Miami Dade y Broward, dos de los más poblados del estado de Florida, libraron con pocos daños, el paso del huracán Matthew y ahora el meteoro se dirigía hacia el noreste del estado a zonas como Cabo Cañaveral y Jacksonville.

"En lo que se refiere a Miami Dade y Broward creo que tuvimos suerte y hasta el momento también en Palm Beach", dijo jueves por la noche Denis Feltgen vocero del Centro Nacional de Huracanes (CNH).

El alcalde del condado Miami-Dade, Carlos Giménez, señaló que “hemos sido afortunados en esta ocasión, pero no siempre los hemos sido”.

Gimenez informó que comenzarán a reanudar los servicios como el metrorail y la recogida de basura el viernes en la mañana, mientras que los centros de estudios permanecerán cerrados al igual que las oficinas condales, parques y bibliotecas.

No se reportaban mayores danos en el condado Broward y se espera que el aeropuerto internacional de Fort Lauderdale y el Puerto Everglades reabran el viernes.

Los puentes que cerraron durante la tormenta reabrirán operaciones a las 06:00 horas locales del viernes y los albergues abiertos por el huracán serán cerrados.

“Es muy importante para el condado Broward volver a la normalidad”, dijo el alcalde condal Marty Kiar al señalar que el paso del huracán Matthew de categoría cuatro y vientos superior a los 220 kilómetros por hora dejó “un daño mínimo”.

La caída de postes de cables de electricidad dejó ocho mil clientes sin luz en Miami-Dade, cinco mil en Broward y seis mil en Palm Beach.

El poderoso huracán que ya dejó más de 200 muertos en Haití era esta noche un ciclón categoría 4 con vientos de 210 kilómetros por hora tras salir de Gran Bahama y dirigirse hacia la zona centro-norte de la costa atlántica de Florida.

En Cabo Cañaveral donde se encuentra el Centro Espacial Kennedy y en la actualidad se construyen en sus hangares las naves del futuro para la exploración espacial de la NASA fue cerrado y solo un mínimo de personal quedo para salvaguarda.

Localidades costeras de Melborune, Jacksonville y Daytona Beach registraban esta noche fuertes vientos, condiciones climatológicas severas y las autoridades temían severos danos.

El presidente Barack Obama extendió hoy el estado de emergencia a Carolina de Sur, en tanto que el gobernador de Georgia ordenó la evacuación obligatoria de medio millón de residentes costeros.

Las declaratorias de emergencia en Florida y Carolina del Sur permitirán al gobierno federal asignar recursos extraordinarios al estado, adicionales a los equipos de rescate y abastos que se movieron anticipadamente a la entidad.

El gobernador de Florida, Rick Scott, ordenó la evacuación de casi un millón de residentes de zonas costeras y advirtió que “esta tormenta te matará” si no se acatan las recomendaciones sobre las evacuaciones.