Mundo

México y EU buscan modernizar repatriación de mexicanos

Las reuniones, dijeron funcionarios del Departamento de Seguridad Interna, permitirán impulsar un proceso de repatriación y reintegración más efectivo y eficiente; Obama impulsa una humanización de esta política.
Notimex
02 abril 2014 9:19 Última actualización 02 abril 2014 9:22
Barack Obama

En los últimos cinco años, el gobierno de Obama ha deportado a dos millones de personas. (Archivo/Reuters)

WASHINGTON. Los gobiernos de Estados Unidos y México iniciaron discusiones para modernizar el enfoque binacional a la repatriación de inmigrantes mexicanos, informaron hoy al Congreso, altos funcionarios del Departamento de Seguridad Interna (DHS).

El secretario adjunto para asuntos internacionales del DHS, Alan Bersin, y el director de investigaciones del DHS, James Dinkins, dijeron que la Iniciativa de Repatriación al Interior, fue iniciada con México en abril de 2013 e impactó en la reincidencia de cruces ilegales.

El DHS está trabajando con México para explorar opciones adicionales para refinar y modernizar nuestro enfoque binacional a las repatriaciones”, indicaron en un testimonio conjunto ante el Comité de Seguridad Nacional de la Cámara de Representantes.

“Estas conversaciones están sólo empezando, pero estamos optimistas de que el resultado de este diálogo será un proceso de repatriación y reintegración mejor, más efectivo y más eficiente”, indicaron.

El programa actual de repatriación al interior regresa a los mexicanos con antecedentes criminales al interior del territorio mexicano, en busca de que se reintegren a las comunidades, en lugar de reinsertarse en grupos criminales.

A nivel general, la administración de Barack Obama deportó a unas 369 mil personas en el año fiscal 2013, la mayoría mexicanos, un descenso en comparación con las 410 mil del año fiscal 2012.

Desde el inicio de su mandato, Obama ha deportado a unos dos millones de personas en los últimos cinco años.

El mes pasado su gobierno solicitó al Congreso dos mil 600 millones de dólares para identificar, detener y deportar a inmigrantes indocumentados en el año fiscal 2015.

Pero bajo presión de organizaciones de defensa de inmigrantes, Obama instruyó el mes pasado al titular del DHS, Jeh Johnson, a revisar la política de deportaciones a fin de humanizarla.

Obama declaró en una reciente entrevista radial que el “alto” número de deportaciones fronterizas se debe a que el Congreso duplicó el número de agentes de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) y de la Patrulla Fronteriza.