Mundo

Macri revela cuenta con 18 mdd en paraíso fiscal

Los datos, incluidos en la primera declaración patrimonial que el mandatario de Argentina entregó como presidente a la Oficina Anticorrupción, revelan que su patrimonio se duplicó en un año al pasar de 3.5 mdd a 7.3 mdd. 
Notimex
26 mayo 2016 11:5 Última actualización 26 mayo 2016 11:51
Mauricio Macri. (Reuters)

Mauricio Macri. (Reuters)

BUENOS AIRES.- El presidente de Argentina, Mauricio Macri, reconoció que tiene una cuenta reciente por 18 millones de dólares en un paraíso fiscal y que su principal acreedor es su mejor amigo, un importante contratista del Estado.

Los datos, incluidos en la primera declaración patrimonial que Macri entregó como presidente a la Oficina Anticorrupción, pusieron en duda nuevamente el discurso de transparencia y lucha contra la corrupción en la que insiste el mandatario.

De acuerdo con el informe, el patrimonio de Macri se duplicó en sólo un año, ya que a principios de 2015, cuando todavía era jefe de Gobierno de Buenos Aires, su patrimonio era de 52 millones 962 mil pesos (unos 3.5 millones de dólares).

Ahora, en cambio, su riqueza asciende a 110 millones 278 mil pesos (alrededor de 7.3 millones de dólares), lo que el mandatario justifica a partir de la “revalorización” de algunos de sus múltiples bienes.

Otro dato que abrirá un debate es que Macri reportó por primera vez una cuenta por 1.2 millones de dólares en Bahamas, el paraíso fiscal en donde está registrada la sociedad Fleg Trading que, según reveló la investigación de los Papeles de Panamá, era dirigida por el presidente.

Los Papeles de Panamá se convirtieron en uno de los principales dolores de cabeza para el mandatario, quien aseguró que nunca incorporó esa sociedad a sus declaraciones porque era sólo director, no socio ni accionista, y nunca tuvo ingresos porque la empresa no operó.

Investigaciones posteriores revelaron que Feg Trading sí había estado activa, además de que Macri enfrenta ahora una investigación judicial que determinará si cometió o no algún ilícito.

Por otra parte, la declaración patrimonial del presidente confirmó que uno de sus mejores y más antiguos amigos, Nicolás Caputo, le debe 22 millones de pesos (1.4 millones de dólares).

El problema es que Caputo es un empresario que desde que Macri ganó la presidencia ha visto incrementar sus millonarios contratos como prestador de servicios para el Estado, lo que ha derivado en denuncias por presunto conflicto de interés.

Todas las notas MUNDO
Este país tiene el nuevo puente más alto del mundo, ¿lo cruzas?
Trump cambia su discurso y convoca a la unidad en EU
Detienen en Holanda a conductor que llevaba tanques de gas; anulan concierto de rock
La corrupción se combate con principios éticos: Navarro Wolf
El retiro que toda pareja quisiera tener: viajar por el mundo
Amigos o no, Trump merece respeto como presidente: Merkel
Juez de EU decidirá extradición de Martinelli el 31 de agosto
Policía detiene a otros dos sospechosos por ataque con cuchillo en Finlandia
Ataque de ISIS en Libia deja 11 decapitados
Bolsas europeas cierran con pérdidas; euro, en máximos de 10 meses
"En Venezuela ha ocurrido la muerte del derecho": exfiscal
Por error, Reino Unido pide a ciudadanos de la UE que se vayan
Amenaza de Trump sobre muro paralizaría al Gobierno, dice Schumer
Hillary Clinton califica a Donald Trump de "tipo sucio" en su libro
SRE analiza líneas de acción para Embajada de México en Venezuela
Brasil lanza nueva fase de investigación en el caso 'Lavado de Autos'
Marina de EU remueve a comandante tras colisión de buque en Asia
Remanentes de 'Harvey' se convertirá en depresión tropical, advierte CNH
May se congratula por contrato para compra de autobuses con la CDMX
Policía busca conexiones de atacantes de Barcelona dentro y fuera de España
Egipto cancela reunión con Kushner tras recorte de ayudas
Ataque de alianza saudí alcanza hotel en Yemen; habría varios muertos
A la Donald Trump, Maduro corre a los reporteros de una reunión de prensa
El Vaticano ve a Putin como un mediador
En mitin en Arizona, Trump defiende su respuesta a la violencia en Charlottesville