Mundo

Las mujeres casadas, 'un dolor de cabeza' para Trump

Las mujeres casadas, un grupo clave que en Estados Unidos se inclina más por los republicanos, ve de manera negativa a Donald Trump por la forma ofensiva y embarazosa en que habla sobre las mujeres.
Bloomberg
13 abril 2016 11:43 Última actualización 13 abril 2016 11:43
Trump se perfila como el candidato puntero para contender por la presidencia de EU. (Reuters)

Trump se perfila como el candidato puntero para contender por la presidencia de EU. (Reuters)

Donald Trump es visto de manera negativa por casi las tres cuartas partes de las mujeres casadas en una elección general potencial y está por debajo de Hillary Clinton por una distancia de dos dígitos entre esas votantes, lo que pone de relieve su debilidad en un segmento clave de la base republicana.

El 70 por ciento de las mujeres casadas que probablemente voten en las elecciones generales tienen una opinión desfavorable del puntero republicano, según la encuesta online Purple Slice llevada a cabo por Purple Strategies para Bloomberg Politics. Casi el 60 por ciento dijo que la forma en que Trump habla sobre las mujeres es ofensiva y embarazosa y lo hace inaceptable como candidato a la presidencia, y más de la mitad dijo que el multimillonario está batiendo un récord de negatividad.

“El modo en que se lo ve a Trump entre las mujeres casadas coloca a los republicanos en déficit en un grupo clave que antes conquistaban”, dijo el encuestador de Purple Strategies Doug Usher. “Trump no puede ganar a menos que estas cifras cambien”.

Las mujeres, en especial las solteras, suelen votar por los demócratas, pero el subgrupo de las casadas se inclina más por los republicanos. En las elecciones de 2012, las mujeres casadas prefirieron a Mitt Romney antes que al presidente Barack Obama por 53 por ciento a 46 por ciento, y desde 1996 los candidatos presidenciales republicanos conquistan el voto de las mujeres casadas, según Gallup.

Esta encuesta, que también sondeó a un grupo de mujeres casadas que son votantes en las primarias republicanas, muestra que, si bien a ninguno de los candidatos republicanos le está yendo excepcionalmente bien entre las mujeres casadas, Trump muestra una particular debilidad después de que hiciera comentarios políticamente perjudiciales sobre las mujeres y el aborto.

En una elección general, la puntera demócrata derrota a Trump por 48 por ciento a 36 por ciento, mientras que frente el senador por Texas Ted Cruz Clinton empata con un 43 por ciento. En el grupo de las primarias republicanas, Trump supera a los demás candidatos de su partido con un apoyo del 37 por ciento frente a un 32 por ciento para Cruz y 25 por ciento para el gobernador de Ohio John Kasich. Pero de los tres, Trump tiene la calificación negativa más alta dentro de su partido.

Los sondeos indican que las palabras de Trump podrían haber empezado a perjudicarlo después de que realizara comentarios despectivos sobre la conductora de Fox News Magyn Kelly y su ex rival Carly Fiorina, se burlara de la esposa de Cruz y dijera que, si el aborto es declarado ilegal, las mujeres que se sometan a él merecerían ser castigadas. (Más tarde dio marcha atrás y dijo que los médicos que practicaran abortos merecerían castigo).

Una pluralidad de mujeres casadas que participaron en la encuesta y son probables votantes en la elección general, el 38 por ciento, dijeron que creen que Clinton será la próxima presidenta independientemente de quién reciba su apoyo en este momento. Una pluralidad de votantes en las primarias republicanas, el 35 por ciento, dijo que cree que Trump será el próximo presidente.

La encuesta Purple Slice a votantes casadas fue llevada a cabo entre el 5 y el 10 de abril por Purple Strategies de Washington, usando un panel representativo del país de 603 votantes probables en la elección general (margen de error: más o menos 4 puntos porcentuales) y 513 votantes en las primarias republicanas (margen de error: más o menos 4,3 puntos porcentuales).