Mundo

ONU pide luchar contra el calentamiento global

Expertos dijeron que un cambio radical de los combustibles fósiles convencionales a energías bajas en carbono como la eólica, la solar, o la nuclear reduciría el crecimiento mundial anual sólo cerca de un 0.06 por ciento.
Reuters
13 abril 2014 20:49 Última actualización 13 abril 2014 21:4
estudio

Un estudio reveló que los costos subirían mucho si se retrasan las medidas hasta 2030. (Bloomberg)

BERLÍN.- Un estudio de las Naciones Unidos publicado el domingo dijo que los gobiernos deben actuar con mayor rapidez para contener el calentamiento global, y retrasar las medidas hasta 2030 podría forzarles a utilizar tecnologías poco probadas de extracción de gases de efecto invernadero del aire.

El estudio, que se basa en trabajos de más de mil expertos, dijo que un cambio radical de los combustibles fósiles convencionales a energías bajas en carbono como la eólica, la solar, o la nuclear reduciría el crecimiento mundial anual sólo cerca de un 0.06 por ciento.

"No cuesta un mundo salvar el planeta", dijo Ottmar Edenhofer, un científico alemán que es copresidente de la reunión del Panel Intergubernamental de la ONU sobre el Cambio Climático (IPCC), en una rueda de prensa en Berlín.

El estudio, aprobado por los gobiernos, pretende ser la principal guía científica para las naciones que están trabajando para alcanzar un acuerdo a finales del 2015 a fin de frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, que han experimentado los picos más altos este siglo, liderado por el crecimiento industrial de China.

"No tenemos el lujo del tiempo", dijo a Reuters Rajendra Pachauri, otro presidente del IPCC, y añadió que los costos subirían mucho si se retrasan las medidas hasta 2030. "Tendremos que actuar con rapidez y con un nivel sin precedentes de cooperación internacional".

Los gobiernos se han comprometido a limitar el incremento de la temperatura un máximo de dos grados centígrados por encima de los niveles de la era preindustrial para evitar más olas de calor, inundaciones, sequías y el crecimiento de los niveles del mar, que según el estudio están relacionados con el calentamiento causado por los humanos.

Pero las políticas en marcha sitúan al mundo ante un aumento de 4.8 grados para el 2100. La temperaturas ya han aumentado un 0.8 por ciento desde la revolución industrial de los siglos XVIII y XIX.

Los escenarios del IPCC muestran que las emisiones de gases de efecto invernadero, principalmente procedentes de la quema de combustibles fósiles, tendrían que alcanzar su punto máximo pronto y caer para el 2050 entre un 40 y un 70 por ciento desde los niveles del 2010, y acercarse al 0 en el 2100, para mantener el incremento de temperatura por debajo de los 2ºC.

El IPCC dice que el gas natural, que emite menos gases de efecto invernadero que el carbón, podría experimentar un impuso en el 2050.

"Una mitigación ambiciosa puede que requiera la eliminación del dióxido de carbono de la atmósfera", dice el IPCC. Un retraso en las medidas hasta el 2030 podría forzar la utilización de ese tipo de tecnologías, decía un resumen de 33 páginas para los legisladores.