Mundo

La luna carmesí regresará el 8 de octubre

El alineamiento de los astros no se registró durante un periodo de tres siglos. Marte, se localiza en su posición más cercana a la Tierra desde 2007, resaltan científicos de la NASA.
Agencias
14 abril 2014 21:10 Última actualización 15 abril 2014 5:0
Luna Roja CUARTOSCURO

El color rojizo de la luna se debe a la refracción de la luz solar a través de la atmósfera terrestre. (Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO. El eclipse lunar que inició a las 23:55 horas del lunes, cuya fase total se prevé a las 02:46 horas de hoy cuando se verá Marte, Saturno así como varias constelaciones, es apreciado en México y el resto del continente americano.

El fenómeno astronómico durará 75 minutos, tiempo en el que la luna entrará en zona de penumbra; para luego comenzar con el eclipse parcial y en el punto máximo el satélite natural de la Tierra se iluminará de color rojo. Se prevé que el eclipse concluya a las 05:36 horas.


Este es un fenómeno que no se registraba desde 2003-04 ––y que no se repetirá sino hasta 2032-33, adelantan los astrónomos.

Un eclipse total de Luna ocurre cuando el Sol, la Tierra y su satélite se alinean, causando que la sombra terrestre se proyecte sobre la Luna y la oscurezca. El color carmesí o rojizo que adquiere la Luna, por el que se le llama “Luna de sangre”, se origina en la refracción de la luz solar a través de la atmósfera de la Tierra; este es también el efecto por el que los atardeceres lucen rojos.

El fenómeno, que continuará el 8 de octubre de 2014, así como el 4 de abril y el 28 de septiembre de 2015, para completar lo que los científicos también definen como un eclipse tetraedro, ha dado lugar a interpretaciones de grupos religiosos sobre el “fin de los tiempos”, al destacar que las profecías bíblicas coinciden con dos importantes festividades judías, la Pascua y los Tabernáculos, lo que sin embargo para los especialistas Bruce McClure y Deborah Byrd, en EarthSky.org, no constituye una sorpresa, ya que las lunas llenas se dan en paralelo con otras celebraciones judías, puesto que esa religión utiliza un calendario lunar.

“En cualquier año, es inevitable que una luna llena tenga lugar el mismo día o cerca de la celebración de la Pascua Judía (15 del Nissan) y de los Tabernáculos (15 del Tishri). Estos meses son, respectivamente, el primero y el séptimo del calendario judío. De alguna forma es irónico que tres de los cuatro eclipses no serán visibles, ni siquiera en parte, en Israel”, apuntaron McClure y Byrd, y es que la “luna de sangre” o “del cazador”, en la tradición anglosajona, sólo podrá apreciarse en su totalidad en el hemisferio occidental y la cuenca del Pacífico, incluyendo Australia y Nueva Zelanda.

Imaginación

Agregaron que si bien la idea de un satélite color sangre despierta la imaginación, el término podría aplicarse a cualquier eclipse total de luna, pues “sólo en los años en que la actividad volcánica es pronunciada la luna puede aparecer con un tono pardo o gris. Generalmente parece roja”.

Las tétradas, aunque menos frecuentes que una luna azul ––una luna llena adicional que aparece en la subdivisión del año–– no son del todo raras, (entre 1600 y 1900 no se registraron), detalla Fred Espenak, especialista de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) de Estados Unidos. Indica que habrá en total nueve entre 2001 y 2100. Para la institución, observar el fenómeno equivale a la posibilidad de que una persona en la Luna “pudiera ver cada amanecer y cada atardecer en la Tierra al mismo tiempo”.

Cabe destacar que la Luna aparece muy cerca de Marte, que tiene un brillo muy notorio al encontrarse en la fase de “oposición”, es decir, cuando ese planeta y el Sol se alinean en lados contrarios a la Tierra.

“la_tierra_tiende_su_sombra"