Mundo

La dignidad de Obama, un legado imperecedero

Durante su mandato, el 44 Presidente de EU mantuvo un discurso cortés, limpio de escándalos y acusaciones en su contra, estándares éticos que los estadounidenses exigirán a Donald Trump, sucesor en el cargo.
Bloomberg
20 enero 2017 16:29 Última actualización 20 enero 2017 16:31
(Reuters)

(Reuters)

La posteridad formulará un juicio más completo y justo de la presidencia de Barack Obama que lo que es posible en la actualidad, pero en un aspecto las cosas están claras: la integridad personal. En un ambiente político especialmente hostil, Obama se comportó de manera cortés y decente, y prestó servicio con honor y dignidad.

La política partidista no debería impedir que los republicanos reconozcan estas verdades.

Al igual que su predecesor, George W. Bush, Obama deja la Casa Blanca intacto de escándalos. Su gobierno estuvo prácticamente libre de corrupción, y jamás hubo una acusación creíble de que él hubiera usado su cargo para enriquecerse él o a sus amigos. Incluso sus críticos más acérrimos deben admitir que él es recto como una flecha.

Eso no es algo para dar por sentado. Un líder honesto es esencial no solo para el funcionamiento de la democracia, sino para la fe del público en ella. Un presidente que miente puede debilitar la confianza pública en las instituciones gubernamentales, como lo demostró el encubrimiento que desembocó en el Watergate del gobierno de Richard Nixon.

Es una pena que Obama nunca fue capaz de usar su integridad personal para trascender al rencor partidista en Washington; a decir verdad, su predilección por atacar a los republicanos lo empeoró. Con todo, se mantuvo dentro de los límites del discurso cortés y el decoro tradicional.

Es imperativo que el público exija al próximo ocupante del cargo los más altos estándares éticos. La negativa del presidente electo Donald Trump a desprenderse de manera más cabal de su compañía –solo entregarla a sus hijos no basta- es inaceptable. Si él no revierte su decisión, se arriesga a arrastrar al país a una batalla legal que podría poner a prueba la Constitución.

Trump rara vez ha huido de una batalla. Pero cuando sea presidente, estará en juego mucho más que su fortuna y su reputación. Si él insiste en aferrarse a su compañía, el Congreso debiera insistir en que ésta sea dirigida y supervisada por gente externa a la familia Trump.

Estados Unidos enfrenta numerosos desafíos a nivel interno y en el exterior. Obama se aseguró de que la corrupción, que puede ser una importante distracción para un mandatario, jamás se acercara a Pennsylvania Avenue. Los ciudadanos estadounidenses no tendrían que esperar menos que eso.

Todas las notas MUNDO
G7 se une contra terrorismo; sin avances sobre cambio climático
EU realizará prueba de defensa de misil intercontinental
Desmantelada buena parte de la célula del atentado de Manchester
Kushner dispuesto a cooperar con investigadores: abogado
Alemania es "muy mala" en comercio: Trump
Ataque contra cristianos en Egipto deja al menos 28 muertos
Nos responsabilizamos "completamente" de filtraciones: Tillerson
Ataque de coalición de EU deja 35 muertos en Siria
Clérigo residente en EU dirigió golpe de Estado: Parlamento turco
Detenidos de Manchester tienen entre 18 y 38 años
¿Cuál es la relación entre la familia de Trump, Blackstone y Arabia Saudita?
Decreto migratorio de Trump reduce número de visas a países afectados
FBI investiga a yerno de Trump por vínculos con Rusia
Bombardeos de coalición liderada por EU en Siria ocasiona 5 muertos
Rafael Correa es hospitalizado por neumonía
¿Cansado de Trump? Ahora lo verás hasta en la cerveza
Pronostican huracanes más fuertes de los normales en el Atlántico
Ex primer ministro griego sufre atentado con carta bomba
Macron le 'gana' a Trump en su ya clásico fuerte apretón de manos
Trump condena filtraciones sobre ataque en Manchester
Al menos 105 civiles murieron en ataque de EU en Mosul: Pentágono
Trump reprocha a la OTAN
Macron pide a EU evitar "decisión precipitada" sobre el acuerdo del clima
Obama es recibido como estrella de rock en Berlín
Rusia desmantela presunta célula de ISIS que preparaba atentado