Mundo

La corrupción la pagan los pobres: Papa Francisco

Durante su misa privada en la capilla de la residencia vaticana, la Casa Santa Marta, el Papa Francisco señaló que los pobres son los que pagan la corrupción de los políticos, de los empresarios y de los eclesiásticos.
Notimex
16 junio 2014 7:18 Última actualización 16 junio 2014 8:19
Papa Francisco

El Papa Francisco dijo que la corrupción de los políticos, empresarios y eclesiásticos la "pagan los pobres". (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco denunció que la corrupción de los políticos, de los empresarios y de los eclesiásticos “la pagan los pobres”, que son privados de aquello a lo cual tienen derecho para sostener la avidez de los poderosos.

“Los daños de la corrupción, de los corruptos, gravan sobre los más débiles, los pobres materiales y pobres espirituales”, advirtió.

El pontífice celebró este lunes su misa privada matutina en la capilla de su residencia vaticana, la Casa Santa Marta, y en el sermón hizo la advertencia.

Sostuvo que la corrupción es un pecado que “está a la mano” de quienes tienen autoridad sobre los demás, porque ellos se sienten poderosos, se sienten “casi Dios”.

“En todos lados están (los corruptos). Debemos decir la verdad: la corrupción es el pecado que tiene más a mano aquella persona que tiene autoridad sobre los otros, sea económica, sea política, sea eclesiástica”, añadió.

Precisó que una persona se vuelve corrupta a lo largo del camino de la propia seguridad, a causa del bienestar, del dinero, del poder, de la vanidad y del orgullo. “Y por ahí pasa todo, incluso matar”, afirmó.

Se preguntó quién paga la corrupción, y él mismo respondió que no la paga “quien te lleva la mordida”, porque ese es sólo un intermediario.

Estableció que, en realidad, la corrupción la pagan los hospitales sin medicina, los enfermos que no tienen terapias, los niños sin educación.

“Y ¿quién paga la corrupción de un prelado? La pagan los niños, que no saben hacerse la señal de la cruz, que no saben la catequesis, que no son cuidados. La pagan los enfermos que no son visitados, la pagan los encarcelados que no tienen atención espiritual”, apuntó.

Dijo que el único camino para vencer la tentación y el pecado es el servicio; porque la corrupción viene del orgullo, de la soberbia, mientras el servicio te humilla.

“Hoy ofrecemos la misa por esos, que son tantos y que pagan la corrupción, que pagan la vida de los corruptos. Estos mártires de la corrupción política, de la corrupción económica y de la corrupción eclesiástica”, ponderó.

Todas las notas MUNDO
El jefe de estado más longevo del mundo no ofrece su renuncia... por ahora
¿Quién será el nuevo presidente de Chile?
Dos agencias europeas buscan nueva 'casa' por el Brexit
Argentina detecta llamadas que realizó el submarino desaparecido
Casi 200 países reafirman lucha contra cambio climático, pese a retiro de EU
Argentina pide ayuda internacional para localizar submarino
Exalcalde de Caracas huye de arresto domiciliario; viaja hacia España
EU publica más archivos del FBI sobre asesinato de Kennedy
Muere a los 87 años el 'capo de capos' de la Cosa Nostra
Reportan choque entre avioneta y helicóptero en Reino Unido
Cubanos se desesperan ante prohibición de licencias para trabajo privado
Cumbre climática termina con avances sobre Acuerdo de París
China 'entre la espada y la pared' por Donald Trump y Kim Jong-un
Submarino argentino desaparece con 44 tripulantes
Mandatarios de España y Bélgica se reúnen en crisis catalana
Mugabe reaparece entre rumores de renuncia; arrestan a 3 ministros
Fuerzas iraquíes recapturan última ciudad bajo control de ISIS
Acusan a Maduro de 8 mil asesinatos
Fiscal en Brasil pide embargar bienes a Lula por más de 7 mdd
Incendio deja al menos 20 heridos en hogar para ancianos en Pensilvania
Imágenes muestran que Norcorea trabaja en submarino lanzamisiles
Pentágono apoya renuncia de Trump... por error
Activistas que defienden a inmigrantes quieren a IBM de su lado
Asaltó cuatro bancos, pero su mala ortografía lo delató
Un whisky de 195 mil euros, el botín de un asalto en París