Mundo

Juez embarga fondos y cuentas de hija de Cristina Fernández

El juez accedió a la petición del fiscal que alcanza además a cajas de ahorros en dólares y en pesos a nombre de la joven de 26 años con las sumas de mil 03 millones de dólares y 53 mil 280 pesos (unos 3 mil 648 dólares) respectivamente.
AP
15 julio 2016 16:7 Última actualización 15 julio 2016 16:8
Cristina Fernández de Kichner y Florencia Kichner

(AP)

BUENOS AIRES.- Un juez argentino dispuso el embargo preventivo de los 4.6 millones de dólares contenidos en una caja de seguridad perteneciente a Florencia Kirchner, hija de la expresidenta Cristina Fernández, en el marco de una causa por movimientos sospechosos de dinero y presunto lavado de activos.

El juez Julián Ercolini accedió a la petición que poco antes le había hecho el fiscal Gerardo Pollicita y que alcanza además a cajas de ahorros en dólares y en pesos a nombre de la joven de 26 años con las sumas de mil 03 millones de dólares y 53 mil 280 pesos (unos 3 mil 648 dólares) respectivamente.

"Entiendo oportuno.... adoptar una medida cautelar de un embargo en los términos propuestos por el representante del Ministerio Público Fiscal, tendiente a preservar el estado de cosas, a los fines de impedir que puedan verse alterados o modificados los valores hallados", dijo el magistrado en una resolución difundida por el Centro de Información Judicial.

Los activos se encuentran en una sucursal del Banco Galicia en esta capital donde la víspera fue encontrada la suma millonaria en efectivo en una caja fuerte de la hija de Fernández durante un procedimiento ordenado por Ercolini en el que estaban presentes los abogados de la joven.

Fotos de los fajos de billetes fueron reproducidas por todos los medios y se convirtieron en tendencia en las redes sociales, donde muchos usuarios criticaron a la hija de la expresidenta (2007-2015).

La joven había solicitado días atrás a la justicia que abriera las cajas argumentando que no era responsable de ningún delito.

Kirchner afirmó en las redes sociales ser titular de dos cajas y que el dinero proviene de la sucesión de su padre, el expresidente Néstor Kirchner (2003-2007) fallecido en 2010, "y de la cesión de gananciales que efectuara mi madre, de acuerdo a la ley, y que consta en el expediente sucesorio".

"Solicité que las abran porque no tengo nada que ocultar... Todos los plazos fijos que originaron nuestras tenencias actuales fueron declarados por mis padres en todas y cada una de sus declaraciones juradas, tanto fiscales como ante la Oficina Anticorrupción", agregó. Los medios reportaron que una de las cajas abiertas estaba vacía.

Asimismo Kirchner sostuvo que "los procedimientos judiciales que se vienen llevando a cabo contra mi familia violan todas las normas legales" y acusó a los medios de comunicación y a políticos de sacar "denuncias contra Cristina (Fernández) de la galera para tapar su propia corrupción y la catástrofe económica y social del gobierno" del presidente Mauricio Macri.

Agregó que su familia decidió convertir a dólares ahorros en pesos y defendió la posibilidad de guardar "dinero legal" en cajas de seguridad.

Al fundamentar su decisión, el juez valoró la opinión del fiscal de que "resulta irrelevante... que los fondos en cuestión se encuentren debidamente declarados, puesto que en atención a las maniobras que se investigan, lo que se encuentra discutido es, en realidad, su origen".

Agregó que en la investigación hay "elementos de convicción suficientes como para fundamentar la verosimilitud de la hipótesis criminal bajo estudio y el significativo monto económico emergente de la maniobra investigada".

Ercolini investiga a Fernández, allegados y empresarios de la construcción en una causa que busca determinar el presunto lavado de activos.

La justicia busca determinar si los Kirchner resultaron beneficiados "de forma sistemática y coordinada" con los pagos que empresarios de la construcción favorecidos por el Estado habrían realizado a su favor mediante el falso alquiler de habitaciones en los hoteles que la exmandataria posee en la Patagonia.

Esa práctica "le habría permitido, valiéndose de un entramado societario, otorgarle carácter legítimo al dinero obtenido -en gran medida- a través de la ilícita concesión de obra pública en perjuicio del erario público", según el fiscal.

Sostuvo además que la joven "tendría una comprobada participación en el entramado societario que se habría utilizado para canalizar fondos de procedencia ilícita".

La denuncia contra los Kirchner proviene de la diputada Margarita Stolbizer, quien pidió recientemente que se investiguen "movimientos sospechosos" en las cajas y las cuentas de la hija de la expresidenta.

Fernández afronta otras causas judiciales. En una de ellas fue procesada por supuesta administración fraudulenta en una causa sobre operaciones con dólar a futuro del Banco Central, delito que ella niega haber cometido.