Mundo

José Cabañas es nombrado embajador de Cuba en Estados Unidos

Cabañas se desempeña desde 2012 como jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington; este jueves participó en la ceremonia en la que otros 15 diplomáticos presentaron sus cartas credenciales al mandatario Barack Obama.
Reuters
17 septiembre 2015 15:49 Última actualización 17 septiembre 2015 15:50
José Cabañas

José Cabañas fue designado embajador de Cuba en los Estados Unidos. (Tomada de http://www.cubadiplomatica.cu/)

LA HABANA. El diplomático José Cabañas se convirtió en el primer embajador cubano en Estados Unidos en más de medio siglo, un paso más en el proceso de normalizar las relaciones entre ambos países, viejos enemigos de la Guerra Fría.

Cabañas, quien desde 2012 se desempeña como jefe de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, participó en la Casa Blanca de una ceremonia en la que otros 15 diplomáticos presentaron sus cartas credenciales al mandatario Barack Obama.

"La acreditación del embajador de Cuba ante los Estados Unidos es otro paso del proceso hacia la normalización de las relaciones entre ambos países", dijo el comunicado publicado en la página web de la embajada de Cuba en Estados Unidos.

"Durante el encuentro sostenido, el Presidente de Estados Unidos y el embajador cubano intercambiaron sobre el estado de las relaciones bilaterales", agregó la comunicación sin dar mayores detalles.

El 20 de julio, Cuba y Estados Unidos restablecieron formalmente sus relaciones diplomáticas, rotas en 1961.

Ya en diciembre del año pasado, ambos países sorprendieron al mundo al anunciar las intenciones de llevar a buen término sus relaciones bilaterales. Meses después, Obama divulgó una serie de medidas que flexibilizan el embargo impuesto a Cuba en 1962.

Cabañas, un diplomático de carrera formado en La Habana, llegó a Washington en 2012. Antes, fue viceministro de Relaciones Exteriores; un ministerio en el que también ocupó diversos puestos de alto rango, intercalados con misiones en el extranjero como Austria.

El anuncio se produce a poco de la llegada del Papa Francisco -quien fue fundamental para lograr el deshielo de las relaciones entre ambos países- a la isla de gobierno comunista, y a días del viaje del presidente cubano, Raúl Castro, a Estados Unidos, para hablar, por primera vez en la Asamblea General de Naciones Unidas.