Mundo

Líder golpista de Burkina Faso anuncia que entregará el poder

El comunicado emitido por el general Gilbert Diendere se produjo luego de que el ejército de la nación africana advirtiera que sus tropas avanzaban hacia la capital con el objetivo de desarmar por la fuerza a la junta del golpe de la semana pasada.
Agencias
21 septiembre 2015 13:0 Última actualización 21 septiembre 2015 13:58
Burkina Faso

Las protestas se mantuvieron este lunes para exigir una solución a la crisis política de Burkina Faso. (Reuters)

UAGADUGÚ.  El líder de un golpe militar en Burkina Faso anunció que entregará el poder a un gobierno civil de transición y se disculpó con el país.

El comunicado emitido por el general Gilbert Diendere a los periodistas en Burkina Faso se produjo luego de que el ejército de la nación africana advirtiera horas antes que sus tropas avanzaban hacia la capital con el objetivo de desarmar por la fuerza a la junta del golpe de la semana pasada.

Los jefes de las Fuerzas Armadas Nacionales dijeron que las tropas estarían convergiendo en la capital, Ouagadougou, para tratar de desarmar a la junta sin derramamiento de sangre. Sin embargo, el anuncio aumentó el temor de enfrentamientos violentos.

"Exigimos que dejen sus armas y se reintegren al Campamento Sangoule Lamizana", agregó el comunicado, que prometió que aquellos soldados que regresen estarán protegidos, así como sus familias.

Diendere dijo que la junta golpista también estaba permitiendo la puesta en libertad del primer ministro interino, quien había estado bajo arresto domiciliario desde el golpe de Estado.

En apoyo al llamado de la jefatura del Ejército, cientos de personas salieron este lunes a las calles de la capital para exigir una solución a la crisis política que vive el país, tras el golpe de Estado.

Durante su protesta, los manifestantes quemaron neumáticos y exigieron a los miembros de la guardia presidencial que protagonizaron el golpe de Estado contra el gobierno interino, permitir que las elecciones se realicen cómo estaba previsto, el próximo 11 de octubre.

Desde el jueves pasado, la tensión permanece en las calles de Uagadugú, donde las estaciones de servicio, bancos y tiendas se mantienen cerradas, ante el temor de nuevos incidente de violencia, como los desatados en días pasados.

Los mediadores regionales, liderados por los presidentes de Senegal y Benin, están presionando para que se realicen nuevas elecciones, más inclusivas, a más tardar a finales de noviembre.

Con información de Notimex y AP