Mundo

Japón reabre una primera ciudad afectada por crisis en Fukushima

Naraha, una de las siete localidades en Fukushima contaminada por la radiación en marzo de 2011, fue reabierta después de años de limpieza y descontaminación.
Notimex
05 septiembre 2015 16:38 Última actualización 05 septiembre 2015 16:44
Etiquetas
Yukiei Matsumoto

El alcalde de Noraha, Yukiei Matsumoto, habla con periodistas durante la reapertura de la ciudad en Naraha, Fukushima. (AP)

TOKIO, Japón. La ciudad japonesa de Naraha se convirtió hoy en la primera localidad de la prefectura de Fukushima en ser reabierta de manera permanente desde la evacuación obligatoria por la crisis nuclear que se originó el 11 de marzo de 2011.

El alcalde de Naraha, Yukiei Matsumoto, encabezó este sábado una ceremonia en la que invitó a los antiguos residentes a regresar a casa y reconstruir la ciudad, localizada dentro de un radio de 20 kilómetros alrededor de la planta nuclear de Fukushima Daiichi.

La ceremonia, en la que estuvieron presentes casi un centenar de personas, tuvo lugar horas después de que el gobierno central de Japón levantó la orden de evacuación de Naraha, efectiva desde el primer minuto de este sábado.

Naraha es una de las siete localidades en la prefectura de Fukushima que resultó contaminada por la radiación que escapó de los tres reactores de la central nuclear que colapsaron tras el terremoto y el tsunami que golpearon la costa este del país en marzo de 2011.

Después de años de trabajo de descontaminación y limpieza, esa ciudad es ahora la primera en ser reabierta para su repoblación permanente, de acuerdo con despachos de la agencia japonesa de noticias Kyodo.

La ciudad tenía una población censada de 7 mil 368 personas, pero se prevé que sólo alrededor del 46 por ciento de sus residentes regrese a Naraha, según datos de una encuesta elaborada por el gobierno japonés.

El diario local The Mainichi informó que algunos residentes comenzaron a regresar aunque con incertidumbre, debido a la escasez de servicios médicos y otros sustentos en la ciudad, que permaneció desierta por más de cuatro años.

Los gobiernos central y de la ciudad tienen previsto abrir una clínica médica en Naraha, mientras que las autoridades de Fukushima planean la construcción de un nuevo hospital para principios de febrero de 2016.

En cuanto a servicios comerciales, un supermercado fue abastecido recientemente de cara a la repoblación de la ciudad y se edificará un nuevo centro comercial, de gestión privada, para el año fiscal 2016, que inicia en marzo del próximo año.

Para hacer frente a las persistentes preocupaciones sobre la radiación, las autoridades entregarán dosímetros para una vigilancia de 24 horas en una planta de filtración de agua, pero además se realizarán pruebas frecuentes en los grifos de los hogares.