Mundo

Irán y Hezbolá también apoyarán a Al Assad

La intervención rusa aumentó la molestia de Estados Unidos con el Kremlin por su acción militar en Damasco; soldados iraníes y sus aliados libaneses de Hezbolá llegaron a Siria para unirse a Bashar al Assad.
Agencias
02 octubre 2015 0:47 Última actualización 02 octubre 2015 5:0
Civiles sirios indefensos entre los bandos en guerra. (AP)

Civiles sirios indefensos entre los bandos en guerra. (AP)

DAMASCO.- Cientos de soldados iraníes y sus aliados libaneses de Hezbolá llegaron a Siria para unirse a una gran ofensiva terrestre en apoyo del gobierno del presidente Bashar al Assad, mientras los cazas rusos continuaron por segundo día consecutivo sus bombardeos contra puntos estratégicos del Estado Islámico (EI) en el país.

“Los ataques aéreos rusos serán acompañados en los próximos días por el avance terrestre de las tropas sirias en la zona de Idlib y Hama, apoyadas por militares iraníes y sus aliados libaneses de Hezbolá”, indicó una fuente en Damasco.

“La República Islámica de Irán considera la operación militar rusa contra los grupos armados terroristas en Siria como una etapa en la lucha contra el terrorismo y la resolución de la crisis actual en la región”, indicó Marzieh Afkham, portavoz del ministerio iraní de Relaciones Exteriores.

“Una lucha concreta y profunda contra el terrorismo” es “indispensable”, agregó . Eso exige “una seria determinación y una acción internacional común basada en la cooperación con los gobiernos irakíes y sirio que tienen la carga principal de luchar contra el terrorismo”, dijo.

Hasta el momento, el apoyo militar iraní se limitaba a asesorar al gobierno sirio y la movilización de combatientes de las milicias chiítas, incluyendo irakíes y a algunos afganos para combatir junto a las fuerzas de Damasco.

Hezbolá, aliado de Teherán en Líbano, ha estado luchando junto al ejército sirio desde que estalló la guerra en el país.

En tanto, los cazas rusos bombardearon puntos del EI cerca de las ciudades de Hama y Homs en el oeste de Siria.

Sin embargo, se reportó que dos ataques aéreos alcanzaron un campo operado por un grupo rebelde que recibió entrenamiento militar de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) en Qatar y Arabia Saudita.

Desde Moscú, el presidente Vladimir Putin, desmintió que los operativos aéreos hayan causado víctimas civiles, al reiterar que su objetivo son los grupos terroristas que operan en el país.

“La información sobre la existencia de víctimas civiles en Siria apareció antes de que los aviones rusos despegaran”, ironizó Putin, ante las críticas de varios medios occidentales sobre las consecuencias de los primeros ataques aéreos .

El Kremlin garantizó que los operativos que realiza “están dirigidos contra una lista de organizaciones terroristas bien conocidas” y son coordinada con el gobierno de Damasco.

El ministro de Relaciones Exteriores ruso, Serguei Lavrov, explicó que los objetivos militares no sólo comprenden atacar a los yihadistas del EI sino también a organizaciones como Al Nusra, ligada a Al Qaeda, así como a otros grupos terroristas.