Mundo

IP en EU ya prendió sus alarmas por Trump

Los empresarios de Estados Unidos han empezado a sentir la presión de las nuevas políticas de Trump, y piden al actual gobierno que su juego de atacar a México no afecte sus intereses.
Valente Villamil
09 febrero 2017 22:3 Última actualización 10 febrero 2017 5:0
Raúl Lomelí

Raúl Lomelí

El nerviosismo entre los hombres de negocios de Estados Unidos por la retórica proteccionista y antiinmigrante del presidente Donald Trump ya tiene a la iniciativa privada laborando en favor de mantener la relación comercial con México, de acuerdo con Raúl Lomelí-Azoubel, mexico-americano líder de la organización Saber es Poder y expresidente de la Cámara Hispana de Comercio de San Antonio.

"A puertas cerradas está el desastre porque no sabemos todavía hacia dónde va", dijo Lomelí-Azoubel.

Incluso, Lomelí considera que en los últimos días la retórica comercial de Trump ha aminorado debido a este sentimiento.

“Por eso también no has escuchado mucho más de la nueva administración. Ya empezaron a sentir la presión de los empresarios de decir: ‘espérate, quieres atacar sigue atacando, has tu juego, pero por favor no afectes mi economía’”, dijo.

En diversas entrevistas realizadas por El Financiero tanto a actores políticos como empresariales y hasta economistas al otro lado de la frontera, este sentimiento de alarma dentro del empresariado sí se respira en Estados Unidos.

Y apenas hace dos semanas más de 100 empresas y organizaciones del sector agroalimentario estadounidense, del tamaño de Bunge, Tyson y la US Grains Council firmaron una carta abierta dirigida a Trump en la que destacan los beneficios del TLCAN, pero también piden mantenerlo y modernizarlo.

"(La IP) están muy activos porque hasta estados como Tennessee, Florida (tradicionalmente republicanos) necesitan a México", agregó.

Las poderosas empresas de tecnología, entre ellas Facebook, AirBnB, Twitter, EBay y Apple, también firmaron una carta similar en la que manifiestan su preocupación ante el endurecimiento de la política migratoria de Trump, luego de que el presidente firmara una orden ejecutiva para vetar la entrada de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana. La orden actualmente está congelada por una corte de apelaciones.

Además, el mexico-americano se dijo sorprendido por el hecho de que en Estados Unidos los datos duros de comercio ya no importan, puesto que son muestra clara de la gran relación que hay entre México y el vecino del norte.

Sólo en 2016, México exportó a Estados Unidos 294 mil millones de dólares, una cifra récord que coloca al país como el segundo proveedor de bienes extranjeros del vecino del norte, que a su vez le vendió a México unos 230 mil millones de dólares, según cifras oficiales.


Trump acumula 55 demandas en 2 semanas

El nerviosismo que genera Trump no sólo se manifiesta entre los empresarios, puesto que organizaciones civiles, de derechos humanos y promigrantes han mantenido una campaña muy activa en las cortes contra las diversas órdenes ejecutivas firmadas por Trump.

Como ejemplo del desconcierto que esta administración genera está las 55 demandas que sus órdenes ejecutivas han recibido durante las primeras dos semanas de mandato.

De las 55 demandas acumuladas, 40 se relacionan al veto migratorio a siete naciones de mayoría musulmana, nueve a derechos civiles, cuatro a temas migratorios en general, una a conflictos de interés financieros y otra más a los fondos federales destinados a las llamadas ciudades santuario.

“(La situación) es preocupante, pero vemos que al mismo tiempo la sociedad civil y organizaciones de derechos civiles se están movilizando de una manera muy astuta y muy rápida”, dijo Lomelí-Azoubel.

La cifra acumulada por la actual administración supera 10 veces a lo que las tres presidencias pasadas sumaron en el mismo periodo de tiempo. La del demócrata Bill Clinton acumuló cinco demandas en sus primeras 100 días, la de George W. Bush cuatro y la de Barack Obama cinco, según un análisis publicado por la Radio Pública Nacional de Estados Unidos (NPR).