Mundo

Indígenas peruanos reviven disputa con petrolera por daños ambientales

Tras la toma del aeropuerto de la zona, están considerando tomar control de los pozos y válvulas si la compañía no responde a sus demandas de negociaciones directas e inmediatas.
Redacción
28 octubre 2014 20:58 Última actualización 29 octubre 2014 5:0
Cientos de indígenas peruanos mantienen movilizaciones en contra de la empresa petrolera Pluspetrol. (Cortesía PUINAMUDT)

Cientos de indígenas peruanos mantienen movilizaciones en contra de la empresa petrolera Pluspetrol. (Cortesía PUINAMUDT)

Se cumplen dos días de movilización pacífica de la comunidad indígena Nuevo Andoas, en la cuenca del río Pastaza, de la región Loreto en Perú, los pobladores quechuas han tomado el aeropuerto de Andoas y amenazan con tomar el control de los pozos y válvulas petroleras.

La movilización indígena es consecuencia de los abusos y el trato desigual que la empresa petrolera busca imponer en sus territorios, afirman, a través de un comunicado, los Pueblos Indígenas Amazónicos Unidos en Defensa de sus Territorios (PUINAMUDT).

Las organizaciones indígenas afirman que la petrolera argentina Pluspetrol, operadora del Lote 1AB y 8, se niega a aceptar la intervención de un evaluador independiente en las negociaciones correspondientes a la compensación por uso de canteras en territorio quechua, queriendo establecer injustas condiciones de negociación.

Asimismo, establecen que “es necesario recordar que las federaciones FEDIQUEP, FECONACO, FECONAT y ACODECOSPAT, de las cuencas del Pastaza, Corrientes, Tigre y Marañón respectivamente, se encuentran en un proceso de diálogo con el Estado desde el año 2011, participando desde mayo en la Comisión Multisectorial RS 119-2014-PCM; con el objetivo de atender los problemas ambientales y sociales ocasionados por 43 años de explotación petrolera”.

Los inconformes aseguran que existe una falta de voluntad política por parte de las autoridades peruanas, lo cual, indican, genera además un gran malestar y angustia en las comunidades, en vista de que en agosto de 2015, vence la concesión del Lote 1AB.

Este yacimiento bombea de 15 mil a 17 mil barriles de crudo por día, cerca de una cuarta parte de toda la relativamente pequeña producción de Perú.

La Federación Indígena Quechua del Pastaza anunció ayer que acudirá al llamado de la comunidad Nuevo Andoas y participará de las reuniones que exigen para garantizar el respeto a la institucionalidad indígena y los derechos del pueblo quechua.

“Rechazamos tajantemente las prácticas de Pluspetrol, a la cual declaramos como empresa no grata en la Amazonía peruana”, establece el comunicado.

TOMA DEL AEROPUERTO

Cientos de manifestantes indígenas tomaron ayer control de un pequeño aeropuerto en la selva de Perú, cerca del mayor lote petrolero del país, en medio de una persistente disputa con la firma argentina Pluspetrol y el Gobierno por cuestiones ambientales.

El aeropuerto, ubicado en el distrito Andoas en la norteña región de Loreto, fue ocupado por miembros de dos comunidades nativas en la noche del lunes, dijeron los líderes indígenas Tedy Guerra y Aurelio Chino.

"Ahorita estamos más de 500 personas en el aeropuerto haciendo nuestros reclamos (...) los vuelos han sido detenidos", informó Guerra, jefe de la comunidad Nuevo Andoas. Durante la toma del terminal aéreo no hubo choques con la policía, afirmó.

Los manifestantes están considerando tomar control de los pozos y válvulas si la compañía no responde a sus demandas de negociaciones directas e inmediatas, dijeron los líderes.

Guerra sostuvo que la empresa ha estado usando tierras indígenas sin pedir autorización a los nativos o sin ofrecer una compensación justa, y agregó que la firma ha respondido en forma lenta a la limpieza de derrames de crudo.

Pluspetrol precisó, por su parte, que la firma y la comunidad Nuevo Andoas firmaron el mes pasado un convenio para el uso de una cantera, tras un proceso de negociación entre las partes.

Con información de Reuters.