Mundo

Implementar política migratoria de Obama, complicado: expertos 

Ante el anuncio del presidente de los EU, con lo que habría un indulto ante una posible deportación de padres de ciudadanos estadounidenses, expertos afirman que no hay recursos suficientes para proveer de servicios legales a quienes quieran acceder a este beneficio. 
Reuters
20 noviembre 2014 7:55 Última actualización 20 noviembre 2014 7:57
sector de servicios en EU crece en enero

[Bloomberg]Más de 1,200 indocumentados de Ecuador, Guatemala, Haití, Honduras, México y Venezuela recorren calles de Miami.

WASHINGTON/NUEVA YORK. El discurso a la nación que dará la noche de este jueves el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, podría ser la parte más sencilla de su controvertido plan para flexibilizar la política de inmigración.

Implementarla, en cambio, será difícil y probablemente mucha gente nunca se beneficie de ella, advierten abogados especializados en inmigración.

Fuentes cercanas al gobierno afirman que Obama anunciará que algunos padres de ciudadanos estadounidenses y de residentes legales permanentes recibirán un indulto ante una posible deportación y que hasta cinco millones de personas podrían beneficiarse por esa medida.

Sin embargo, grupos de defensa de los inmigrantes afirman que no tienen recursos suficientes para proveer de servicios legales a sus clientes existentes, y menos a millones de posibles clientes nuevos.

No se prevé que la propuesta de Obama entregue financiamiento federal para servicios de asesoría a los inmigrantes durante el proceso.

"Si el pasado sirve de precedente, va a haber un significativo aumento de personas que pedirán asesoría legal", comentó Karla McKanders, que dirige la práctica de ley inmigratoria en la Escuela de Derecho de la Universidad de Tennessee, en Knoxville.

El nuevo plan sería similar a la acción ejecutiva de Obama del 2012, conocida como DACA, que detuvo la deportación y otorgó permisos de trabajo para inmigrantes llevados ilegalmente a Estados Unidos cuando eran niños pequeños.

McKanders dijo que ella y sus alumnos ya enfrentan problemas debido a DACA. En muchas partes de Estados Unidos, especialmente en zonas rurales, no existen suficientes abogados privados especializados en inmigración o la mayoría de los inmigrantes indocumentados no pueden costear sus servicios.

Sólo un 55 por ciento de los cerca de 1,2 millones de jóvenes elegibles en virtud de DACA han presentado solicitudes inmigratorias, según un reporte de agosto del Instituto de Política Migratoria.

Y existe otro problema. Los inmigrantes que han vivido ilegalmente en Estados Unidos por muchos años pueden tener miedo de regularizar su situación o carecer de la documentación apropiada para respaldar sus afirmaciones, dijo Jacqueline Rishty, del Programa de Servicios Legales de Inmigración de Caridades Católicas, en Washington.

La escasez de abogados especializados en inmigración también abre la puerta a autoproclamados expertos legales que dan mala asesoría o incluso estafan a sus clientes por miles de dólares.

La asesoría legal formal no siempre es necesaria para procesar solicitudes de inmigración y probablemente mucha gente postulará por sí sola.

Sin embargo, algunos -especialmente aquellos que no saben inglés o no están alfabetizados- necesitarán la ayuda de personas con al menos algún conocimiento legal para llenar los documentos.

Una buena representación legal puede marcar una enorme diferencia en ciertos casos más complejos, explicó el juez Robert Katzmann de la corte de apelaciones del segundo circuito en un discurso pronunciado el miércoles en Nueva York.