Mundo

Hubiera sido 'una bofetada para México' no visitar a la virgen: Papa

Durante el viaje de Cuba hacia los Estados Unidos, el pontífice reveló que consideró visitar México en este viaje y entrar a los EU por Ciudad Juárez, pero ir a México sin ver a la guadalupana, 'hubiera sido una bofetada'. 
Notimex
22 septiembre 2015 15:49 Última actualización 22 septiembre 2015 15:51
Papa Francisco

El Papa Francisco comentó que su viaje a Cuba no estaba previsto, pero al anunciarse el restablecimiento de las relaciones entre la isla y EU, se decidió. (Reuters)

A BORDO DEL AVIÓN PAPAL. El Papa Francisco confesó que había considerado seriamente un viaje a México antes de su gira a los Estados Unidos de estos días y que incluso había considerado visitar Ciudad Juárez, pero asumió que no haber visitado a la Virgen de Guadalupe habría sido “una cachetada” para el país.

Durante una conferencia con los periodistas que lo acompañaron a bordo del avión papal, en su recorrido de Santiago de Cuba a Washington, el pontífice reveló también que inicialmente su paso por la isla no estaba previsto.

“(Mi visita) fue un poco casual, porque yo pensaba entrar en los Estados Unidos por México al principio; la primera idea, Ciudad Juárez, el límite, ¿no? Pero ir a México sin ir a la guadalupana... hubiera sido una bofetada, pero eso pasó, fue una cosa que pasó”, explicó.

Reveló que cuando el 17 de diciembre se anunció la conclusión del proceso reservado de negociaciones entre cubanos y estadounidenses, exclamó: “No. Voy a entrar a Estados Unidos por Cuba, y la elegí por este motivo”.

“Estoy contento de haber encontrado al pueblo cubano, a las comunidades cristianas cubanas, hoy el encuentro con las familias fue muy lindo, fue muy hermoso”, insistió.

Uno de los comunicadores le preguntó qué pensaba de las discusiones sobre su mensaje, las cuales han llevado a una revista estadunidense a preguntarse: “¿Es el Papa católico?”.

Entonces contó la anécdota que le transmitió un cardenal amigo suyo al cual una señora “muy católica” y “un poco rígida, pero buena” le cuestionó muy preocupada sobre el anticristo y el antipapa.

“¿Pero por qué me hace esta pregunta? Preguntó el cardenal. Porque yo estoy segura de que el Papa Francisco es el antipapa”.

“¿Y por qué pregunta esto?, ¿por qué tiene esta idea? Y, porque no usa los zapatos rojos, así, histórico”, abundó entre risas.

Aseguró que él no dijo nada más allá de la doctrina social de la Iglesia y minimizó el debate sobre si él es comunista o no.

“En esto me parece que no me equivoco. Creo que nunca dije una cosa que no fuera en la doctrina social de la Iglesia. Las cosas se pueden explicar, quizás una explicación ha dado una impresión de ser un poquitito más de ´izquierdita´, pero sería una error de explicación”, puntualizó.

“No, mi enciclíca Laudato Si (sobre el medio ambiente), mi doctrina sobre todo el imperialismo económico, todo esto, es la de la doctrina social de la Iglesia. Y si es necesario que yo recite el credo, estoy dispuesto a hacerlo, ¡eh!”, concluyó riendo.