Mundo

Hollande confirma 127 muertos en los atentados perpetrados por el EI

El presidente de Francia, François Hollande, confirmó la muerte de 127 personas en los atentados ocurridos el viernes en París a los que el mandatario consideró "un acto de guerra" por parte del EI. Se informó que el país guardará tres días de luto oficial.
Reuters
14 noviembre 2015 7:33 Última actualización 14 noviembre 2015 7:34
Explosiones Francia. (AP)

El Estado Islámico se adjudicó la responsabilidad de los ataques en París (AP)

El presidente francés, François Hollande, dijo el sábado que los atentados de la víspera en París que causaron la muerte de 127 personas eran "un acto de guerra" organizado por Estado Islámico desde el exterior con ayuda interna.

"Haciendo frente a una guerra, el país debe adoptar la decisión adecuada", dijo, sin brindar más detalles.

Hollande indicó que se dirigirá al Parlamento en una reunión extraordinaria el lunes y que el país guardará tres días de luto oficial.

Los ataques en un estadio, una sala de conciertos y cafés y restaurantes en el norte y este de París fueron "un acto de guerra cometido por el DAESH que fue preparado, organizado y planeado fuera (de Francia)" con ayuda en el interior, dijo Hollande usando el acrónimo árabe para Estado Islámico.

"Estamos adoptando todas las medidas para proteger a nuestros compatriotas y nuestro territorio en el marco del estado de emergencia", dijo el mandatario galo.

Poco después de las declaraciones de Hollande, Estado Islámico se adjudicó el sábado la responsabilidad de los ataques en París, e indicó que fueron en respuesta a la campaña de Francia contra sus combatientes.

El ataque coordinado el viernes por la noche se produce mientras Francia, miembro fundador de una coalición liderada por Estados Unidos que está efectuando ataques aéreos contra combatientes de Estado Islámico en Siria e Irak, estaba en estado de alerta por atentados antes de una conferencia mundial sobre el clima que debe celebrarse más adelante este mes.

El ataque con más víctimas mortales se produjo en Bataclan, una popular sala de conciertos donde estaba actuando el grupo californiano Eagles of Death Metal. La sala de conciertos está a unos pocos cientos de metros de las oficinas del semanario satírico Charlie Hebdo, objetivo de otro atentado en enero.

Algunos testigos dijeron que escucharon cánticos y eslóganes islámicos de parte de hombres armados que condenaban la intervención de Francia en Siria.