Mundo

La historia del alumno que manejó más de 3 mil kms para matar a su profesor en la UCLA

Mainak Sarkar, según la policía, pudo haber manejado al menos 26 horas desde Minnesota hasta el campus de la UCLA, para matar al profesor Bill Kuig.
AP
03 junio 2016 7:35 Última actualización 03 junio 2016 13:53
Mainak Sarkar

Mainak Sarkar era miembro de un grupo de investigaciones biomecánicas dirigido por Bill Klug, el profesor que asesinó en la UCLA. (AP)

LOS ANGELES.- Mainak Sarkar habría manejado tres mil kilómetros desde Minnesota, al norte de Estados Unidos, a la Universidad de California en Los Angeles (unas 26 horas sin tráfico y sin paradas, según Google Maps) para matar a su profesor.

El motivo, según informes policiacos, era que Sarkar mantenía un pleito con el profesor Bill Klug porque creía que le había robado propiedad intelectual.

Tras el tiroteo en la UCLA, la policía registró la casa de Sarkar en Minnesota, y hallaron una "lista negra" que mencionaba a Klug, a otro profesor de la UCLA y a una mujer, informó el comandante policial Charlie Beck.

La policía fue a la casa de la mujer, en un pueblo de Minnesota, y la hallaron muerta a tiros, informó la televisora local KTLA, por lo que se investiga si también fue asesinada por Sarkar.



Beck se negó a divulgar el nombre de la fallecida. El otro profesor mencionado en la "lista negra" está bien.

Por ahora la policía está pidiendo la asistencia del público para encontrar el automóvil que Sarkar condujo desde Minnesota a Los Angeles. Es un Nissan Sentra modelo 2003 con el número de placa 720KTW.

Sarkar aparece en el sitio web de la UCLA como miembro de un grupo de investigaciones biomecánicas dirigido por Klug, profesor de ingeniería mecánica.

Las clases en la UCLA se reanudaron este jueves aunque no en la escuela de ingeniería, que retornará a sus labores normales el lunes.

Klug era un dedicado hombre de familia y un excelente profesor, dijo uno de sus colegas, el profesor Alan Garfinkel. Ambos trabajaron juntos para construir un modelo computarizado del corazón. "Se trataba de un modelo virtual del corazón que podría usarse para poner medicamentos a prueba y que era capaz de procesar 50 millones de variables", dijo Garfinkel.

"Bill era un hombre genial, el hombre más agradable que podría existir", agregó.

La ceremonia de graduación de la UCLA ahora incluirá un servicio religioso en memoria de Klug, que era un cristiano devoto y dedicaba tiempo a organizar actividades religiosas en el campus.

Peter Gianusso, director de la liga de béisbol juvenil a la que Klug entrenaba, dijo que "era el emblema del espíritu deportivo: carácter, coraje y lealtad".

Todas las notas MUNDO
Van 23 muertos en las protestas contra Maduro en Venezuela
Trump se 'echaría para atrás' sobre fondos para el muro
Sismo de 6.9 sacude centro de Chile
Asalto al estilo 'Grand Theft Auto' en Paraguay
Madame Macron: la singular pareja del candidato francés
Trump otorga 404 mdd en contratos a empresas extranjeras: WSJ
Oposición se 'planta' en Venezuela en protesta contra Maduro
ONU debe considerar "sanciones más fuertes" contra Norcorea: Trump
¿Cómo podrían afectar las elecciones de Francia al resto del mundo?
Hollande anuncia voto por Macron; dice que Le Pen sería "un riesgo"
Trump tiene enfoque 'constructivo' ante TLCAN: Cámara de Comercio de EU
Arranca el duelo entre Macron y Le Pen por la presidencia de Francia
Vuelve Trump: "México pagará por el muro"
Investigan a exministro y al dueño de OHL por corrupción en España
Mattis, en Afganistán para evaluar necesidades de guerra
Trump, el presidente con menos apoyo popular desde 1945
Macron y Le Pen van a segunda vuelta de elección en Francia
Décima persona muerte por manifestaciones en Venezuela
Abuelas de Plaza de Mayo hallan a nieto 122 de la dictadura argentina
Gobierno de Brasil evalúa aumentar multa por corrupción a Odebrecht
Trump firmaría el viernes decretos en materia energética: Casa Blanca
Esta podría ser la nueva persona más longeva del mundo
Trump prepara festejo por sus primeros 100 días
Alza en los impuestos no está descartado por May
Papa compara algunos refugios con "campos de concentración"