Mundo

Heridos, 10 diputados durante protesta en Venezuela

Unos 60 diputados opositores acudieron al Consejo Nacional Electoral para exigir se inicie el referéndum contra el presidente Nicolás Maduro; en la revuelta resultaron lesionados el jefe de la bancada opositora en la Asamblea Nacional y 9 legisladores más. 
Corresponsal Lissette Cardona
09 junio 2016 17:35 Última actualización 09 junio 2016 19:8
Venezuela

Los opositores acusan a la policía de haberlos empujado hacia un grupo afín a Maduro que los golpearon. (Reuters)

CARACAS.- La violencia volvió a ganar terreno en Venezuela. Unos 10 diputados fueron heridos cuando se disponían a visitar la sede del Consejo Nacional Electoral, en el centro de la capital venezolana, para exigir el anuncio de las fechas de validación de las firmas que conducirían a la convocatoria del referéndum revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro.

Partidarios del gobierno nacional arremetieron con palos y tubos contra un grupo de 60 parlamentarios. Uno de los más afectados fue el jefe de la fracción opositora en la Asamblea Nacional, Julio Borges, quien resultó lesionado con una fractura en la nariz.

El diputado denunció que el general Julio Zavarce, militar encargado de la seguridad en el lugar, ordenó impedir la entrada de los legisladores, que fueron repelidos primero con gases lacrimógenos y luego atacados por los colectivos.


“Fuimos atacados con tubos y explosivos. Dijimos muchas veces que íbamos en paz, con la Constitución en la mano, simplemente para ser escuchados. Pero las rectoras se negaron a atendernos, ellas creen que están por encima de la Constitución, por encima del pueblo”, expresó.

Borges, sufrió serias lesiones en el tabique nasal lo que ameritó una cirugía de emergencia. Otro de los heridos fue Francisco León, asistente del diputado José Manuel Olivares, quien salió con la nariz ensangrentada. El diputado Alfonso Marquina, por su parte, fue golpeado con un bate.

La Mesa de la Unidad Democrática acusó a la presidenta del CNE, Tibisay Lucena, de orquestar un plan de ataque contra los parlamentarios.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, también manifestó su rechazo a través de su cuenta en Twitter: “Nuestra enérgica condena a ataque contra diputados de @unidadvenezuela. Frenar violencia en #Venezuela ya”.

Del mismo modo, la Unasur se pronunció para repudiar los sucesos y convocar al diálogo entre el gobierno y la oposición.

El presidente Nicolás Maduro no se refirió directamente a la agresiones. Sin embargo, volvió a calificar a los opositores como traidores a la patria: ““Ellos (la oposición) abandonaron la mesa de diálogo en Unasur, pretenden llenar de violencia el país con intentos de movilizaciones para generar violencia criminal con bandas militarizadas y los grupos de bachaqueros contra los Clap”, expresó.

"Vinimos en nombre de dos millones de personas que firmaron para el referéndum. Exigimos una respuesta sobre el proceso de validación", dijo.

El CNE prometió a la coalición opositora Mesa de Unidad Democrática (MUD), que gestiona el referéndum, que el miércoles pasado anunciaría la fecha de la validación de firmas. Sin embargo, todavía se espera el anuncio.

Luego de la validación, la oposición espera recolectar en julio el 20 por ciento del padrón electoral, o casi 4 millones de firmas, con las que activará la consulta como la realizada en 2004, la cual fue ganada por el entonces presidente Hugo Chávez.