Mundo

Habrá más plásticos que peces en el agua en 2050: WEF

El informe “La nueva economía de los plásticos” advierte que hay alrededor de una tonelada de plástico por cada cinco toneladas de peces, y para mediados de este siglo el peso de los plásticos en los océanos superará al de los peces.
Redacción
19 enero 2016 14:33 Última actualización 19 enero 2016 15:12
Piscicultura sostenible: peces de granja con dieta vegetariana

Debido a la manera en que pescamos, los peces son un recurso que si no cuidamos podrían agotarse, ya que extraemos más de lo que la naturaleza puede reponer; una compañía de California llamada TwoXSea han desarrollado un alimento para peces de granja completamente vegetariano, con la finalidad de ayudar al planeta y garantizar que la piscicultura tenga un futuro sostenible.

Los océanos contendrán más plástico que peces en el 2050, según un informe del Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y la Fundación Ellen MacArtur.

El informe “La nueva economía de los plásticos” señala que cada año al menos 8 millones de toneladas de plástico son vertidas al océano, lo que equivale a vaciar el contenido de un camión de basura cada minuto.

Y de no tomarse las medidas para revertir esta tendencia, se espera que esta cantidad aumente a dos camiones por minuto para 2030 y a cuatro por minuto para 2050.

De acuerdo con el informe, se calcula que actualmente hay más de 150 millones de toneladas de plástico en los océanos. Esto equivale a una tonelada de por cada cinco toneladas de peces, y se prevé que para el 2025 habrá una tonelada de plástico por cada tres de peces y para mediados de este siglo, el peso de los plásticos en los océanos superará al de los peces.

El documento destaca que la mayoría de los envases de plástico se utiliza una sola vez y el 95 por ciento de su valor, entre 80 y 120 mil millones de dólares al año, se pierden por su corto uso.

Además detalla que el uso de plásticos aumentó veinte veces en el último medio siglo y se espera que se duplique en los próximos 20 años. Su producción pasó de 16 millones de toneladas en 1964 a 311 millones en 2014, y se prevé que esta cifra se elevará a mil 124 millones para 2050.

Así, el uso del plástico se ha convertido en el caballo de batalla en la economía moderna, por sus inigualables propiedades, y con bajo costo, lo que tiene ciertos inconvenientes y grandes costos.

Entre estos están las fugas de envases a los sistemas de alcantarillado, lo que genera costos económicos significativos por su impacto en los sistemas de recolección de agua naturales y en la infraestructura urbana, que si se suma al costo asociado a las emisiones de gases de efecto invernadero en la producción, se estima un costo anual de 40 mil millones de dólares, lo que supera las utilidades anuales de la industria.