Mundo

Gran Bretaña, en vilo; sondeos en uno y otro sentido

Los británicos se la juegan prácticamente a cara o cruz, a la luz del último sondeo de TNS que dio dos puntos de ventaja a la salida sobre la permanencia. Advierte la Comisión Europea que no habrá renegociación para regresar.
Agencias
22 junio 2016 20:50 Última actualización 23 junio 2016 5:0
Brexit

Incertidumbre. Los británicos se encuentran divididos sobre pertenecer a la UE. (Archivo/Bloomberg)

LONDRES.- En un último esfuerzo por evitar que el Reino Unido abandone la Unión Europea (UE), el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, advirtió ayer que “no habrá ningún tipo de renegociación” si los británicos deciden salirse en el referéndum de hoy, cuyas proyecciones dieron un impulso a la ruptura con Bruselas.

“Los políticos y electores británicos tienen que saber que no habrá ningún tipo de renegociación” con Londres para el regreso al bloque, dijo Juncker en una conferencia de prensa en la que recordó que ya habían renegociado con el primer ministro británico, David Cameron, las modificaciones a los tratados para convencer a los electores de que se pronuncien a favor de permanecer en el bloque de 28 naciones.

Dos encuestas difundidas ayer dieron al Brexit, término para referirse a la salida del país de la UE, un inusitado impulso final a horas de que se celebre la consulta. Los británicos se la juegan prácticamente a cara o cruz, a la luz del último sondeo de TNS que dio dos puntos de ventaja a la salida sobre la permanencia con el 43 por ciento contra el 41 por ciento, con un 16 por ciento de indecisos.

Un segunda encuesta, elaborada por el instituto Opinium, entre tres mil 11 británicos consultados por internet, daba un 45 por ciento de intenciones de voto al Brexit, 44 por ciento para los pro-UE. Otros daban como ganador la permanencia.

Cameron
, cuya apuesta personal por convocar el referéndum y defender a la UE podría costarle el cargo en caso de derrota, volvió a apelar a la conciencia de los británicos y recordó en su mitin final, en Birmingham que “si se salta del avión, no puedes volver a entrar por la cabina”.

“Si nos vamos nuestro país perderá posiciones y la capacidad para hacer cosas en el mundo”, dijo.

En el otro extremo, el exalcalde de Londres Boris Johnson, primera espada del Brexit, inició al amanecer, en un mercado de Londres, una última jornada de campaña frenética. “Estamos en las últimas 24 horas. Es un momento crucial, mucha gente estará tomando su decisión, y espero que crean en su país, que crean en lo que hacemos”, dijo en el mercado de pescado de Billingsgate.

Una eventual salida de Reino Unido de la UE, tendría un impacto en Estados Unidos y por ello el presidente Barack Obama seguirá con atención el resultado del referendo, informó por su parte la Casa Blanca.

“Hay consecuencias significativas para Estados Unidos. Esta es una decisión que los británicos deben hacer, pero el resultado importa mucho a Estados Unidos”, dijo el vocero presidencial Josh Earnest.