Mundo

Elección de hoy en Florida dejaría el camino libre a Trump

La División de Elecciones del Florida informó que casi 1.2 millones de republicanos y 850 mil demócratas ya depositaron su sufragio; el ganador se llevará todos los delegados.
AP
14 marzo 2016 19:45 Última actualización 15 marzo 2016 5:0
Una manifestante  afroamericana interrumpió  al candidato republicano durante  un acto en Tampa. (Reuters)

Una manifestante afroamericana interrumpió al candidato republicano durante un acto en Tampa. (Reuters)

WASHINGTON.- El apoyo electoral a favor de Donald Trump en Florida parece imparable de cara a las primarias de este martes, que sin duda definirán el futuro de la contienda republicana por la Casa Blanca, mientras en Ohio se mantiene una cerrada competencia entre el magnate y el gobernador de ese estado, John Kasich, de acuerdo a un nuevo sondeo difundido ayer.

Una victoria de Trump en Florida sobre Marco Rubio colocaría al millonario en una firme posición para ganar la nominación republicana, y podría significar el fin de la carrera del senador cubano-estadunidense.

“El esfuerzo entre el Partido Republicano para que Donald Trump no gane la nominación presidencial parece poco efectivo. Así como impedir que tome todos los delegados del rico estado de Florida”, dijo Peter A. Brown, director asistente de encuestas de la Universidad Quinnipiac.

En Florida Trump aparece con un apoyo de 45 por ciento entre los electores republicanos, un punto más al registrado el mes pasado, contra 22 por ciento de Rubio, 18 por ciento para el senador por Texas, Ted Cruz, y 8.0 por ciento para Kasich.

EL PREMIO, 99 DELEGADOS 

Bajo las reglas republicanas, el ganador de la elección en Florida se llevará la totalidad de los 99 delegados que estarán en juego en ese estado.Habrá elecciones internas además de Ohio, Illinois, Carolina del Norte y Missouri.

Brown agregó que una victoria de Trump “aumentaría aún más su oportunidad de ganar la nominación” y colocaría a Rubio contra la pared ante el mínimo poder de convocatoria que evidenciaría en su propio estado.

En Ohio, Kasich se mantiene al frente de las preferencias con un apoyo de 38 por ciento, seguido por Trump con 32, Cruz con 16 y Rubio con 9.0 por ciento.

Para Kasich una victoria en el estado que gobierna haciéndose de los 66 delegados en juego le daría oxígeno a su campaña, aunque se mantienen con el menor número de delegados de todos los cuatro aspirantes.

En caso de que Trump venza en Florida y Ohio, lograría apartar de la carrera electoral a los dos aspirantes mejor vistos por el aparato republicano, Rubio y Kasich y la pugna quedaría en un mano a mano entre Trump y Ted Cruz.