Mundo

EU exige a China frenar a Norcorea, tras prueba nuclear

John Kerry, aseguró ayer que Estados Unidos y China están de acuerdo en que las cosas no pueden seguir igual con Corea del Norte y aseguró que existe un plan para detenerlo. 
Agencias 
08 enero 2016 0:0 Última actualización 08 enero 2016 5:0
Etiquetas
En Seúl protestaron en contra del ensayo de la bomba h. (Reuters)

En Seúl protestaron en contra del ensayo de la bomba h. (Reuters)

WASHINGTON.- El secretario del Departamento de Estado, John Kerry, aseguró ayer que Estados Unidos y China están de acuerdo en que “las cosas no pueden seguir igual” con Corea del Norte, tras su presunto ensayo con una bomba de hidrógeno, que la comunicad internacional sigue intentando confirmar.

“Hoy hablé con el canciller chino, Wang Yi, y abordamos varias opciones y maneras en las que debemos proceder y coincidimos que las cosas no pueden seguir igual”, dijo Kerry.

“En mi primer viaje a China, me dijeron que tenían un plan para contener a Corea del Norte y les dimos su espacio para actuar. Pero hoy les dije que su manera de abordar ese asunto no funciona y que las cosas no pueden seguir igual”, añadió.

Kerry afirmó que la Casa Blanca no ha desatendido un solo día al régimen de Pyonygang y reconoció que este año será “extremadamente activo” en la política exterior con la región Asia-Pacífico.

A su vez, el presidente Barack Obama habló por teléfono con sus homólogos de Japón, el primer ministro Shinzo Abe, y de Corea del Sur, la presidenta Park Geun-Hye, para analizar la respuesta internacional a la presunta prueba nuclear llevada a cabo por Pyongyang.

El mandatario les reafirmó el apoyo de su gobierno a la seguridad de ambas naciones frente a la amenaza que presenta su vecino norcoreano.

La Casa Blanca indicó que ambos líderes reprobaron la acción norcoreana, condenada por el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), así como por su secretario general, Ban Ki-moon.

En Viena, Lassina Zerbo, secretario ejecutivo de la Organización del Tratado de Prohibición Completa de Pruebas Nucleares (CTBTO), afirmó que por la magnitud de la explosión registrada el miércoles en Corea del Norte, inferior a la última prueba nuclear realizada por ese país en 2013, hace que sea “poco probable” que se trate de una bomba de hidrógeno, como asegura Pyongyang.

Dijo que la magnitud de la detonación fue de 4.85 puntos en la escala de Richter, frente a los 4,9 de hace tres años.