Mundo

Esto costaría construir la barda fronteriza que propone Trump

La campaña presidencial de Donald Trump inició con declaraciones en las que dejaba clara su postura sobre el tema migratorio, en la que se incluye la construcción de un muro en toda la frontera entre México y Estados Unidos. Esto es lo que costaría la construcción de la valla.
Redacción 
13 octubre 2015 17:52 Última actualización 14 octubre 2015 17:0
La Patrulla Fronteriza informó en  días recientes que el número de arrestos de inmigrantes indocumentados en la frontera de Arizona con México ha disminuido el 25 por ciento durante el presente año fiscal. (Notimex)

Trump dijo a CNN que el construiría la brada pero que haría que México la pagara. (Notimex)

La frontera ente México y Estados Unidos tiene 3 mil 207 kilómetros de largo y Donald Trump quiere verla toda sellada -y también casi la mitad de todos los ciudadanos de ese país, de acuerdo a una investigación realizada por el Pew Research Center.

El levantar una barrera de este largo sería una tarea complicada y costosa, de acuerdo con un artículo de Quartz.

Aquí un vistazo, con base en reportes del Centro de Investigación del Congreso de Estados Unidos y de la Oficina de Contabilidad del gobierno, a los números detrás de la pared que se encuentra aproximadamente en un tercio de la frontera. La mayor parte del muro fue levantada entre 2005 y 2011, aunque la construcción del mismo data de 1990.


Según estos costos, el precio para sellar el resto de la frontera podría ser de entre 2.2 mil millones de dólares y 8.3 mil millones de dólares, aunque el precio final podría ser mucho mayor ya que muchas de las áreas son remotas e inhóspitas, lo que subiría el presupuesto necesario para realizar la construcción.

Trump no busca que Estados Unidos pague esa cuenta. En junio el magnate le dijo a CNN que él la construiría pero que México pagaría por ella. Pero hay otros gastos que tomar en cuenta, como por ejemplo: el costo legal.

Cuando el gobierno de Estados Unidos levantó la pared existente en la frontera, un gran número de demandas se le vinieron encima, algunas impuestas por el gobierno y otras contra él. También oficiales federales tuvieron que pelear con ambientalistas preocupados respecto a que la construcción afectara la vegetación y a los animales de la zona.