Mundo

El 'as bajo la manga'
de México contra Trump

Aunque México no puede influir en los resultados de la campaña presidencial en Estados Unidos, diplomáticos del país están ofreciendo a los connacionales una herramienta que les permitiría votar en contra de Donald Trump.
Bloomberg
21 marzo 2016 17:23 Última actualización 21 marzo 2016 20:2
trump

Diplomáticos mexicanos están ofreciendo a connacionales en Estados Unidos un arma con la cual podrían votar en contra de Donald Trump. (Bloomberg)

México organiza una campaña sin precedentes para que sus residentes permanentes en los Estados Unidos se conviertan en ciudadanos, lo cual les permitiría votar, y probablemente hacerlo contra Donald Trump.

México dice oficialmente que respeta la soberanía de los Estados Unidos y que no tiene estrategia alguna para ejercer influencia en el resultado de la campaña presidencial. Sin embargo, los diplomáticos mexicanos se movilizan por primera vez para ayudar a los inmigrantes a obtener ciudadanía estadounidense por medio de talleres gratuitos sobre naturalización.

“Es un momento histórico en donde el consulado de México abre sus puertas para realizar este tipo de eventos en favor de la comunidad mexicana”, dijo Adrián Sosa, un vocero del consulado en Chicago, antes de un evento el 19 de marzo.

En Dallas, unos 250 residentes permanentes asistieron a la primera “clínica de ciudadanía” del consulado realizada en febrero y otros 150 lo hicieron en la segunda, en marzo. En Las Vegas, la asistencia superó las 500 personas.


Al trazar la delgada línea que separa la participación de la intervención en las elecciones de otro país, Sosa destacó que el consulado sólo opera como sede del evento, pero que quienes ofrecen asesoramiento son organizaciones comunitarias.

México podría ser el país con más intereses en juego, pero no es el único entre los aliados de los Estados Unidos que está desconcertado –y preocupado– ante el éxito de Trump en las primarias republicanas. Trump, que lanzó su campaña con una invectiva contra México y la promesa de construir un muro fronterizo (con “una puerta grande y hermosa”), dijo la semana pasada que él era su principal asesor en política exterior.

“Hablo conmigo mismo porque, en primer lugar, tengo un muy buen cerebro y he dicho muchas cosas”, dijo Trump en MSNBC cuando se le preguntó con quién habla habitualmente sobre política exterior. “Yo soy mi principal asesor, y tengo muy buen instinto para esto”.

DERECHO A VOTAR
Joel Díaz no quiere esperar. Díaz es residente permanente en los Estados Unidos desde hace seis años, y llegó el sábado al consulado mexicano en Chicago con su esposa y cuatro hijos adultos con el objetivo de que todos se hicieran ciudadanos estadounidenses para votar contra Trump.

“Nos preocupa mucho”, dijo Díaz, un pastor evangélico de 47 años. “Si queda él, haría mucho daño a mucha gente aquí, a nosotros como hispanos, como mexicanos”.

Laura Espinosa, cónsul adscrita de México en Las Vegas, dijo que el principal objetivo del programa es la obtención de la ciudadanía, y si bien eso comprende el derecho a votar, el gobierno no presiona a la gente en ese sentido.

“El que lo utilicen para votar, eso ya es totalmente individual de cada uno de los que decida a ser ciudadano. Nosotros allí no tenemos ninguna opinión porque es totalmente interferir con asuntos internos del país.”, dijo Espinosa, que confirmó que la mayor parte de los consulados ha iniciado campañas de ciudadanía.