Mundo

Erdogan decreta estado de excepción en Turquía

El estado de excepción será aplicado durante tres meses, tras el fallido intento de golpe de Estado y para contrarrestar las amenazas a la democracia turca. Además, Los ministros de Relaciones Exteriores de Holanda, Alemania y Canadá expresaron su preocupación por la escala de la represión de las autoridades de Turquía.
AP
20 julio 2016 15:59 Última actualización 20 julio 2016 16:34
Erdogan

Erdogan (Reuters)

ANKARA.- El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, declaró estado de excepción por tres meses tras intento de golpe de Estado.

Dijo que se tomó la medida para contrarrestar las amenazas a la democracia turca y no con la intención de acotar las libertades básicas.

Habló tras una reunión con los miembros de su gabinete y sus principales asesores en materia de seguridad.

El viernes se lanzó la insurrección por parte de algunas unidades militares, pero fuerzas de seguridad y manifestantes leales al gobierno pusieron fin al levantamiento.

Erdogan informó que en el intento golpista murieron 246 personas leales a su gobierno.

MINISTROS DE RELACIONES EXTERIORES OCCIDENTALES MUESTRAN PREOCUPACIÓN POR REPRESIÓN EN TURQUÍA

Los ministros de Relaciones Exteriores de Holanda, Alemania y Canadá expresaron el miércoles su preocupación por la escala de la represión de las autoridades de Turquía tras el fallido intento de golpe de Estado de la semana pasada y pidieron a Ankara que respete el estado de derecho.

"Tenemos serias preocupaciones sobre la situación en Turquía", afirmó el holandés Bert Koenders en una conferencia de prensa en Washington. "Queremos enviar una señal fuerte sobre la necesidad de (...) respetar el estado de derecho", agregó.

Su homólogo alemán, Frank-Walter Steinmeier, dijo que su Gobierno ve con preocupación los reportes de que miles de personas han sido arrestadas en Turquía y de algunas a las que se les ha prohibido salir del país.

"Nos preocupan las noticias (...) de que miles de personas han sido despedidas o suspendidas, incluidos soldados y jueces, que se está impidiendo a profesores universitarios abandonar el país y que las emisoras están siendo cerradas y sus licencias retiradas", comentó Steinmeier.

"Entendemos, por supuesto, que debe haber un proceso político y judicial por este intento de golpe, pero debe hacerse de acuerdo a los criterios establecidos por el estado de derecho", aseguró.

Los ministros de Relaciones Exteriores hablaron en una conferencia de prensa en los márgenes de una conferencia de donantes de Irak.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, fue más cauto en sus declaraciones, reiterando que Washington apoya los esfuerzos de las autoridades turcas para "sofocar" el golpe y condenando cualquier intento de derrocar un gobierno democráticamente elegido.

Su par canadiense, Stephane Dion, se hizo eco de los temores expresados por sus colegas de Holanda y Alemania.