Expresidente yemení muere en tiroteo tras cambiar de bando
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Expresidente yemení muere en tiroteo tras cambiar de bando

COMPARTIR

···
Mundo

Expresidente yemení muere en tiroteo tras cambiar de bando

Combatientes detuvieron el vehículo blindado de Ali Abdullah Saleh con un proyectil RPG a las afueras de la capital Saná y después le dispararon. Fuentes en el partido del expresidente confirmaron su muerte en un ataque contra su convoy.

Reuters
04/12/2017

SANÁ.- El veterano expresidente yemení Ali Abdullah Saleh murió en un tiroteo, tras cambiar de bando en la guerra civil abandonando a sus aliados hutíes -respaldados por Irán- y pasarse a la coalición liderada por Arabia Saudita, dijeron enemigos y seguidores.

Fuentes de la milicia hutí dijeron que sus combatientes detuvieron el vehículo blindado de Saleh con un proyectil RPG a las afueras de la capital Saná y después le dispararon. Fuentes en el partido del expresidente confirmaron su muerte en un ataque contra su convoy.

Imágenes no verificadas de su cuerpo ensangrentado siendo transportado en una manta circularon por las redes sociales, días después de romper su alianza con los hutíes, tras casi tres años en los que combatieron juntos a la coalición liderada por Arabia Saudita que intervino en Yemen para intentar reinstaurar al Gobierno internacionalmente reconocido.

En un discurso televisado en el que no hizo mención a la muerte de Saleh, el líder hutí Abdul Malik al-Houthi felicitó al pueblo yemení por lo que describió como una victoria frente a una "conspiración traidora" instigada por sus enemigos árabes del Golfo Pérsico.

,,




Saleh, de 75 años, había dicho en un discurso el sábado que estaba listo para una "nueva página" en las relaciones con la coalición y llamó "milicia golpista" a los hutíes, que lo acusaron de traición.

La guerra entre los exaliados azotó durante días a la densamente poblada Saná, después de que los combatientes hutíes se hicieron con el control de la mayor parte de la capital e hicieron estallar la casa de Saleh, mientras los aviones de la coalición bombardeaban sus posiciones.

Se especulaba que el fin de su alianza podría hacer cambiar la suerte del conflicto tras dos años de desgaste a lo largo de unas líneas de frente bastante estáticas, que dieron ventajas a la coalición liderada por Arabia Saudita por sobre los hutíes.

El estancamiento en Yemen contribuyó a generar una catástrofe humanitaria, ya que un bloqueo encabezado por Riad y luchas internas empujaron a millones de personas al borde de la hambruna y aceleraron la propagación de epidemias mortales.

Además en los intensos enfrentamientos que tienen lugar en Saná, han perecido al menos 125 personas y se reportaron 238 heridos en seis días, de acuerdo al Comité Internacional de la Cruz Roja.

"Estamos prestando apoyo a los principales hospitales en Saná que necesitan kits sanitarios de emergencia para los heridos de guerra", dijo la portavoz de la Cruz Roja, Iolanda Jaquemet.

La Cruz Roja informó que "reubicó" a 13 trabajadores extranjeros del grupo, trasladándolos desde Saná a Yibuti.