Mundo

En Venezuela las protestas ya suman 66 fallecidos

Este miércoles el movimiento contra Maduro continúo y aumentó el número de muertes. Fue un joven de 17 años, Neomar Lander, quien, conforme a la versión oficial, murió cuando estalló un "mortero" de "fabricación artesanal".
Reuters 
07 junio 2017 20:6 Última actualización 07 junio 2017 20:21
Venezuela protestas

(AFP)

CARACAS.- Un adolescente de 17 años murió el miércoles en medio de feroces enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes opositores en Caracas, lo que eleva a 66 la cifra de fallecidos tras dos meses de agitación política en Venezuela.

El Ministerio de Interior y Justicia informó que Neomar Lander murió cuando estalló un "mortero" de "fabricación artesanal" que manipulaba. Algunos diputados opositores dijeron que el joven fue impactado en el pecho por una bomba lacrimógena disparada por los uniformados.

La fiscalía, el órgano encargado de hacer la autopsia, dijo que investiga la causa del deceso.

"No dejemos que el miedo nos invada, sigamos en las calles luchando por el futuro de todos los venezolanos", dijo llorando el diputado Miguel Pizarro a periodistas, relatando que estaba al lado del joven cuando murió.

Desde temprano las fuerzas de seguridad tomaron las calles de Caracas tratando de evitar con gases lacrimógenos, contingentes antimotín y cañones de agua, que la oposición se congregara para marchar hacia la sede del poder electoral.

Un fotógrafo de Reuters vio a un hombre joven, que se presume era Lander, tirado inconsciente en una calle del este de la capital en un charco de sangre.

Las víctimas de ambos bandos políticos siguen en ascenso desde principios de abril, cuando la oposición tomó las calles para demandar elecciones para reemplazar al presidente Nicolás Maduro, a quien acusan de ser un dictador que encarcela a sus detractores y de llevar a la potencia petrolera hacia la crisis.

Maduro, por su parte, asegura que es víctima de una insurrección armada que tiene como fin derrocarlo, y ha prometido que zanjará el profundo conflicto con una Asamblea Nacional Constituyente para rescribir la Carta Magna.

"Esto se llama terrorismo criminal y debemos repudiarlo", dijo el mandatario en un evento televisado, comparando a sus enemigos con Adolf Hitler, Benito Mussolini y Augusto Pinochet.

Jóvenes enmascarados con escudos caseros formaron barricadas y lanzaron piedras y cócteles Molotov en la capital, en una jornada de caos con escuelas y comercios cerrados y en la que se produjeron manifestaciones en otras ciudades del país.

El Gobierno dijo que dos soldados de la Guardia Nacional resultaron heridos por disparos cuando despejaban una barricada en Caracas.

El árbitro electoral reiteró el miércoles que la elección de los redactores de la nueva Constitución será el 30 de julio, a pesar de las críticas de la oposición y la fiscal general, Luisa Ortega, que ha dicho que el evento es un "retroceso para la democracia".