Mundo

En nuevas circunstancias, Cuba recordó asalto al cuartel Moncada

Deshielo con Estaados Unidos marca el 62 aniversario del levantamiento rebelde; "número dos" del Partido Comunista exige eliminación del embargo económico.
Vivian Núñez/ Corresponsal 
27 julio 2015 0:7 Última actualización 27 julio 2015 5:0
Así se celebró el inicio de la guerra de guerrillas en Santiago de Cuba. (AP)

Así se celebró el inicio de la guerra de guerrillas en Santiago de Cuba. (AP)

LA HABANA.- De madrugada y en un contexto sui géneris, por el reinicio de relaciones diplomáticas con Estados Unidos, los cubanos recordaron ayer, en la oriental ciudad de Santiago de Cuba, el aniversario 62 del asalto al cuartel Moncada, una de las fechas más importantes del calendario político de la isla.

Ese día de 1953 un grupo de jóvenes rebeldes, encabezados por Fidel Castro, trató de tomar esa fortaleza militar, la mayor de Santiago de Cuba. Pese a que la acción no logró su objetivo ––61 de los atacantes murieron y el resto fue capturado––, el hecho marcó el inicio del levantamiento contra la dictadura de Fulgencio Batista, que culminaría con la victoria revolucionaria del 1 de enero de 1959.

En esta ocasión el acto central comenzó, por primera vez, a la misma hora del ataque, a las 5:12 de la madrugada, horario que también permitió evadir las altas temperaturas que desde hace semanas afectan a toda la isla y que en esa localidad pueden alcanzar 36 grados.

“Me voy con la fiel esperanza de que Santiago siga siendo siempre Santiago”, dijo el presidente Raúl Castro, poco antes de abandonar la explanada del antiguo cuartel, convertido en Ciudad Escolar 26 de Julio.

El principal orador fue José Ramón Machado Ventura, segundo secretario del Partido Comunista, quien hizo una breve referencia al restablecimiento de relaciones con Washington y la reapertura de embajadas, hace seis días, para subrayar que es necesario, entre otros elementos, el fin del bloqueo y la devolución del territorio que ocupa Estados Unidos en Guantánamo para avanzar hacia la normalización de los vínculos bilaterales.

A diferencia de otros años, esta vez no se invitó al cuerpo diplomático. Machado Ventura aludió al papel de Santiago de Cuba en la historia, desde las rebeliones de aborígenes y esclavos hasta la lucha en la Sierra Maestra.

Señaló que resulta asombroso apreciar su belleza, luego de que fuera devastado en 2012 por el huracán Sandy, que dejó once muertos. El meteoro causó severos daños en viviendas, la infraestructura de energía, de comunicaciones y la industria alimentaria. El orador agradeció la ayuda brindada por varios gobiernos para la reconstrucción, en especial los de Venezuela y Ecuador, que se han centrado en edificar casas.

La celebración coincidió con el festejo del 500 aniversario de Santiago de Cuba, la segunda urbe en importancia de la isla. Fundada en 1515 por Diego Velázquez, fue la última de las primeras siete villas establecidas por los españoles y durante varios años capital de la colonia.