Mundo

Empleados de Disney fueron alertados sobre el caimán que mató a niño en Florida: informe

Un informe de la Comisión de pesa y conservación de vida silvestre reveló que turistas advirtieron a los empleados de Disney que había un caimán en la zona; además consideró que el ataque fue un evento de un depredador.
Notimex
23 agosto 2016 10:44 Última actualización 23 agosto 2016 10:45
Disney World

Tras el incidente, el hotel puso carteles para advertir de la presencia de caimanes. (Archivo/AP)

MIAMI.- La Comisión de pesca y conservación de vida silvestre de Florida reveló que se desconoce si el caimán que mató al niño de dos años en junio pasado en el parque Disney World fue atrapado y que empleados fueron alertados de la presencia del reptil.

Un reporte de la comisión apuntó, sobre el incidente que acaparó la atención nacional, que el padre trató de rescatar inútilmente al pequeño jalándolo de los pies y que el menor construía castillos de arena en la playa cuando el caimán lo tomó por la cabeza.

También detalló en su informe por qué consideró que el ataque fue un evento de un depredador en lugar de uno provocado por el comportamiento humano y los posibles motivos del mismo.

Sin embargo, no abordó el papel que las políticas de Disney o la falta de ellas, posiblemente jugaron en la muerte de Lane Thomas Graves.

Según el informe, dos turistas advirtieron a los empleados de Disney que había un cocodrilo cerca de la playa donde la familia Graves se había reunido para ver una película, pero no determinó si los empleados actuaron tras tener esa información.

Las autoridades dijeron que confían en que capturaron al caimán atacante, pero reconocieron que no están seguros.

El informe indicó al final que la víctima fue una coincidencia desafortunada en el que un reptil depredador estaba en la búsqueda de una presa y la familia del niño no sabía que el menor estaba en peligro potencial.

“El cocodrilo vio al niño como presa”, según el reporte.

El padre del menor sufrió laceraciones en una pierna y que el reptil se llevó a su presa para soltarlo después, pero el cuerpo del menor fue encontrado varias horas después.

Un equipo de buzos encontró al niño en la laguna del hotel Grand Floridian y se determinó que murió ahogado y a consecuencia de lesiones traumáticas, según la oficina del médico forense del Condado de Orange.

Matt y Melissa Graves, los padres del menor, anunciaron que no planean demandar al complejo turístico de Orlando, Florida y que formarán una fundación de caridad en honor a su hijo Lane.

>