Mundo

El Vaticano denuncia publicación de carta privada

La carta expone que el documento de trabajo para el sínodo era problemático, como también el comité de redacción del documento final puesto que sus miembros fueron designados por el pontífice y no elegidos por los 270 miembros del sínodo.
Agencias
13 octubre 2015 9:46 Última actualización 13 octubre 2015 9:59
Papa Francisco

Los prelados conservadores se quejaron ante el Papa sobre una supuesta falta de flexibilidad en el proceso del sínodo.  (Archivo/Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. El vocero del Vaticano denunció la publicación de una carta privada de varios cardenales dirigida al Papa Francisco con quejas acerca del modo en que funciona su sínodo de obispos sobre la pastoral familiar y recordó a los responsables que los procedimientos están fijados y que están obligados a respetarlos.

El portavoz vaticano, Federico Lombardi, buscó poner fin a la discusión sobre la controversia después que un periodista italiano publicó la carta el lunes y nombró a trece cardenales que supuestamente la firmaron.

Cuatro de ellos negaron haberla firmado, pero el encargado de finanzas del Vaticano, cardenal George Pell, confirmó que apoyó la iniciativa de otros prelados conservadores de quejarse directamente ante el Papa sobre una supuesta falta de flexibilidad en el proceso del sínodo que su juicio equivale a crear "resultados predeterminados".

Quien también fue señalado de firmar la carta, fue el cardenal mexicano Norberto Rivera Carrera, pero rechazó haberla firmado e incluso manifestó su “mayor respeto y lealtad” al Papa.

Rivera aclaró que nunca firmó “la supuesta carta” y lamentó que algunos medios incluyeran su nombre en la lista de quienes la habrían suscrito.

“Al mismo tiempo reconozco que el lugar apropiado de la discusión es con otros padres sinodales y bajo la guía del Papa, que es nuestro garante de la unidad en la Iglesia y quien tiene mi mayor respeto y lealtad”, puntualizó.

La carta, escrita en inglés, dijo que el documento de trabajo para el sínodo era problemático, como también el comité de redacción del documento final puesto que sus miembros fueron designados por el pontífice y no elegidos por los 270 miembros del sínodo.

La carta advierte que si el sínodo enturbia las enseñanzas eclesiásticas sobre el matrimonio, la Iglesia católica se arriesga a seguir el camino de las iglesias protestantes "liberales" que, según la carta, se han desplomado debido a que abandonaron "elementos clave de la creencia y práctica cristianas en nombre de la adaptación pastoral".

Pell ha estado a la vanguardia de la resistencia conservadora a los intentos de los liberales en el sínodo de flexibilizar la prohibición de administrar la comunión a los católicos vueltos a casar fuera de la Iglesia. La enseñanza católica sostiene que, sin esa anulación, esos católicos incurren en adulterio y no pueden recibir los sacramentos.

Lombardi dijo que el Papa Francisco ya ha respondido a las quejas y que no es inusual que se formulen "observaciones" sobre nuevos procedimientos. "Pero una vez establecidos, (los participantes) deben comprometerse a ponerlos en práctica del mejor modo posible, lo que está sucediendo".

Agregó que el proceso del sínodo se lleva a cabo en un ambiente positivo y que incluso algunos de los supuestos signatarios de la carta son moderadores de sus grupos de discusión, un indicio de que están comprometidos con el proceso.

Con información de AP y Notimex