Mundo

Papa Francisco y Evo Morales sostienen encuentro 'informal'

La reunión del Papa Francisco y el presidente bolivariano, Evo Morales, fue “un encuentro privado y personal” tras la participación del mandatario en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares que se lleva a cabo en el Vaticano.
Notimex
28 octubre 2014 14:21 Última actualización 28 octubre 2014 14:27
PAPA FRANCISCO

El Papa Francisco recibió al presidente de Bolivia, Evo Morales, en la Casa de Santa Marta, durante una audiencia "informal". (Reuters)

CIUDAD DE EL VATICANO. El Papa Francisco recibió este martes en su residencia vaticana, la Casa Santa Marta, al presidente de Bolivia, Evo Morales, en una audiencia que fue calificada por el Vaticano como “informal” y “no oficial”.

La reunión tuvo lugar tras la participación del mandatario sudamericano en el Encuentro Mundial de Movimientos Populares, una cumbre que convocó a líderes de organizaciones sociales estos días en el Vaticano.

Morales y Bergoglio ya se habían saludado la mañana de este martes en el Aula Vieja del Sínodo, poco antes de un largo discurso que pronunció el Pontífice y en el cual reclamó “tierra, trabajo y techo para” todos.

En esa misma sala, ubicada en el corazón del Estado Pontificio, el “compañero Evo”, como lo llamaron en todo momento los organizadores, compareció ante unas 200 personas con la conferencia titulada “Plurinacionalidad, Estado y Movimientos Populares”.

Luego de agradecer al “hermano Papa”, su reflexión partió de la pregunta: “¿Cómo acabar con el capitalismo?”. El discurso, de unos 40 minutos, fue una explicación del programa doctrinario de su gobierno que incluyó ejemplos concretos.

Criticó al sistema capitalista porque en él “no existen objetos sagrados”, “todo se vende y se compra” para generar una “sociedad excluyente, generadora de opulencia y de pobreza”.

“El gran pecado del humanismo es el capitalismo, por eso en Bolivia los movimientos sociales propusimos refundar la democracia y la política para empoderar a los pobres y a los pueblos”, dijo Morales, quien fue interrumpido por aplausos en varias ocasiones.

Al terminar su intervención, sin incluir tiempo para preguntas y respuestas, el presidente salió del lugar con destino a la Casa de Santa Marta, donde lo esperaba el Papa.

El Vaticano no dio detalles de la audiencia entre ambos porque, como explicó el portavoz Federico Lombardi, se trató de “un encuentro privado y personal” que “no fue organizada por los canales diplomáticos”.

“(La audiencia fue) una expresión de afecto y cercanía al pueblo y a la Iglesia boliviana y un respaldo para el mejoramiento de las relaciones entre las autoridades y la Iglesia en el país”, agregó.

Las declaraciones del vocero se dieron en momentos en que en Bolivia hay una polémica entre los obispos y el gobierno de Morales, luego que el diputado Marcelo Elío, presidente de la cámara baja, acusó al cardenal Julio Terrazas de asumir una postura “derechista, pro imperialista, pro oligárquica, y alejada de la Biblia”.

Entre otras cosas, Elío había anticipado que durante su visita al Vaticano y su audiencia privada con el Papa, el presidente boliviano iba a expresar su molestia por la actitud de algunos obispos, especialmente de Terrazas.

A esas críticas, la Conferencia Episcopal respondió con un duro comunicado que rechazó las acusaciones contra el cardenal y sobre la cita Bergoglio-Morales apuntó: “No tenemos ninguna confirmación oficial diplomática sobre esta posibilidad”.