Mundo
Entrevista
Hugo Beteta, director de la sede subregional de la CEPAL en México

El ajuste del presupuesto puede reducir el crecimiento del futuro

El director de la sede subregional de la CEPAL en México consideró que el país atraviesa por una situación preocupante debido a la caída de la inversión nacional. 
Roxana González
22 marzo 2015 20:52 Última actualización 23 marzo 2015 5:0
Hugo Beteta, director de la sede subregional  de la CEPAL en México, habló sobre la preocupante caída de la inversión nacional y ajustes al presupuesto. (Eladio Ortiz)

Hugo Beteta, director de la sede subregional de la CEPAL en México, habló sobre la preocupante caída de la inversión nacional y ajustes al presupuesto. (Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- A pesar de la capacidad política que se demostró en la aprobación de las reformas estructurales al inicio del gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, México sigue siendo para la Comisión Económica para América Latina y El Caribe (CEPAL), un país de “luces y sombras” en el que preocupa la caída de la inversión nacional y los ajustes al presupuesto que pueden provocar menor crecimiento y la profundización de la pobreza y desigualdad en el futuro.

En entrevista exclusiva con El Financiero en el marco de la celebración por el 70 aniversario de las Naciones Unidas y 68 años de trabajo de esta organización en nuestro país, Hugo Beteta, director de la sede subregional de la CEPAL en México, reconoció que el “Méxican Moment” que las once reformas estructurales aprobadas en 2014 dieron a la nación un impulso internacional, se acabó y ahora “se vive en otro momento” en el que se evidencia la prevalencia de temas de fondo que deben ser de suma importancia para la sociedad mexicana.

¿Cuál es la expectativa de la CEPAL sobre el crecimiento económico de México y la situación por la que atraviesa frente al desplome de los precios del petróleo?
Nosotros para el año 2015 estamos estimando un crecimiento alrededor del 3 por ciento, un poco menor a la previsión que teníamos en diciembre, pero obviamente está influida por los precios del petróleo y también por el ajuste fiscal y la caída desde mediados del año pasado en el índice de confianza empresarial, que es muy importante para las inversiones en el país.

Además los temas de corrupción, impunidad e inclusive de libertad de expresión, tienden a crear un clima poco propicio que por supuesto se combina con la próxima celebración de elecciones que siempre tienden a posponer las inversiones; pero por otro lado vemos signos alentadores en el desempeño de la economía norteamericana que sin duda influirá en México.

Entonces percibimos una situación de luces y sombras, luces en cuanto a que México ha vencido la capacidad de proponer y pasar reformas importantísimas, pero sombras en cuestiones estructurales que requieren atención de la sociedad mexicana.

¿Cuáles son los focos rojos que la CEPAL identifica y cómo han afectado al desarrollo del país?
Nos preocupa el actual ajuste fiscal, nosotros entendemos el tema del ajuste y creemos que hay ajustes más virtuosos en cuanto a mantener la posibilidad de crecimiento en el futuro, pero si el ajuste cae sobre la inversión en un país que ya tiene niveles de inversión relativamente bajos para su potencial de desarrollo, puede ser un ajuste que se traduzca en más bajo crecimiento para el futuro y ya se anunciaron nuevos ajustes al gasto para el próximo años, creemos que habrá oportunidad de hacer un ajuste tal vez con más calma y donde se puedan ver temas como por ejemplo la renuncia fiscal, la renuncia voluntaria.

Las condiciones han cambiado para pensar en lo que podría ser una nueva estrategia fiscal que combine ajustes pero también una nueva discusión sobre una reforma en la materia y sobre todo que preserve la inversión porque la inversión es la bisagra entre el presente y el futuro.

Podemos ajustar las cuentas hoy por la vía de la inversión, pero se va a traducir en menos oportunidades para el sector privado y menos crecimiento para la economía mexicana en el futuro.

Otro tema al cual la CEPAL le ha prestado mucha atención en los últimos seis años es el de la desigualdad y la pobreza en México donde la política social hace su parte, es relativamente efectiva, pero no puede compensar lo que la situación económica no hace, y es por eso que le prestamos más atención a los temas del mercado laboral donde existe una brecha productiva importante.

Hemos visto que hay un gran déficit en la creación de empleos formales. México está pasando por su mejor momento en su ventana demográfica, en la cual hay menos niños y ancianos en relación a la población económicamente activa, lo que es un momento muy especial en la historia de México que permite hacer grandes avances porque hay más trabajadores que dependientes, cada año ingresan más de un millón de jóvenes al mercado laboral y sin embargo, en los mejores años se han creado 700 mil empleos formales.

Recordemos que en la década de los 80´s y 90´s se creaban más de cuatro millones de empleos formales por década, y de 2000 al 2010 sólo se crearon dos millones de empleos formales, y muchos de esos empleos son de tiempo parcial, son más precarios. Entonces unos de los grandes temas estructurales pendientes es que la estructura demográfica de México demanda crear por lo menos un millón 200 mil empleos formales al año y no se están creando, lo que genera todo el problema de los ninís, la emigración, el riesgo de que los jóvenes ingresen a actividades ilícitas y ese es un gran tema.

Nos preocupa mucho el tema de la inversión nacional la cual sufrió una caída en los 80s cuando se contrajo la inversión pública y la idea era que la inversión privada iba a compensar esta caída de 5 puntos del PIB, pero eso nunca pasó...

“Nosotros planteamos que en estos momentos en que la economía mundial está tan complicada, una estrategia más balanceada que apunte al mercado externo pero también fortalezca el mercado interno haría sentido para mantener el crecimiento en México”, dijo el funcionario de origen guatemalteco.

¿Preocupa a la CEPAL la situación de violencia e inseguridad que vive México?
México cuenta con certeza jurídica, pero la protección de los derechos humanos es muy importante para la inversión y el desarrollo y el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa apunta para algo más profundo al típico funcionamiento de las instituciones de justicia en el país. En el Informe de Desarrollo Humano del PNUD, recientemente presentado, se ve claramente como existen dos México, el de los estados con un Producto Interno Bruto (PBI) comparado con países altamente desarrollados y el otro con un PBI comparables a los de Gabón, en África.

Lo que es más preocupante es que los estados del norte que son los más ricos están evidenciando contracciones en la expectativa de vida al nacer, lo que ha sucedido en muy pocos países en el mundo y enciende una alerta amarilla para México.

La presencia constante de México en las primeras planas de los diarios internacionales por asuntos de corrupción, impunidad y limitaciones a la libertad de expresión sin duda tiene costos ante los potenciales inversionistas que tienden a ver esa parte de México y no al otro México con empresas con clase global, de alta competitividad y tecnología de punta; se crea un problema de percepción que opaca los logros de la economía mexicana.

¿Y cuáles son esos logros que percibe la CEPAL en México?
Hay que reconocer que México ha tenido una transformación en cuanto a que el petróleo ya no es la parte esencial de sus exportaciones, sino que ahora se ha convertido en una potencia manufacturera en América Latina, que también tiene sus complicaciones por la concentración del marcado en Estados Unidos, pero a partir de eso este país puede generar los encadenamientos necesarios e identificar el tejido productivo para que teniendo un sector exportados pujante, traduzca en crecimiento y mejores empleos para el resto de la economía.