Mundo

EI se adjudica ataque en Berlín; Rusia en alerta

El chófer que arrolló a cientos de personas en el mercado navideño de Berlín, sigue prófugo. El embajador ruso asesinado en Turquía será condecorado, anuncia Putin. Dichos actos son calificados con "actos terroristas", según Angela Merkel. 
AP
20 diciembre 2016 20:40 Última actualización 21 diciembre 2016 5:0
Vladimir Putin

Vladimir Putin

MOSCÚ, Berlín.- El presidente de Rusia, Vladimir Putin, ordenó a sus servicios secretos elevar las medidas de seguridad en su país y el extranjero tras el asesinato, el lunes, de su embajador en Turquía, mientras el grupo terrorista Estado Islámico (EI) reivindicó el ataque con un camión que arrolló a una multitud en Berlín, dejando 12 muertos. “Un soldado del EI cometió la operación en Berlín en respuesta a los llamados para atacar a los ciudadanos de los países de la coalición internacional”, anunció Amaq, la agencia de propaganda de la organización yihadista.

La reivindicación llegó después de que la fiscalía alemana liberara al único sospechoso del atentado, un demandante de asilo pakistaní, ante la falta de elementos incriminatorios. “La persona sospechosa, detenida tras el ataque, fue puesta en libertad por orden de la Fiscalía Federal”, señaló la oficina.

“Las pruebas forenses obtenidas hasta el momento no proporcionaron evidencias de la presencia del acusado en la cabina del camión durante el crimen. Se da el caso de que quizás tengamos a un peligroso criminal en la zona y eso, obviamente, pone a la gente nerviosa”, advirtió por su lado el jefe de la policía berlinesa, Klaus Kandt.

Calificado de “acto terrorista” por la canciller alemana, Angela Merkel, y ocurrido en un país que hasta la fecha no había sufrido atentados de gran magnitud, el ataque eleva la presión contra la jefa de gobierno a nueve meses de las elecciones generales. “¡Son los muertos de Merkel!”, denunció en Twitter uno de los responsables del partido de derecha populista Alternativa para Alemania (AfD) Marcus Pretzell.“Alemania ya no está segura” frente al “terrorismo del islamismo radical”, añadió la líder del AfD, Frauke Petry, criticando la decisión de la canciller de acoger en Alemania a cerca de 900 mil refugiados en 2015 y 300 mil más este año.

Los operativos de seguridad en los mercados navideños en varias ciudades del Viejo Continente fueron reforzados tras el atentado en Berlín.

El que también ordenó elevar la seguridad fue el presidente ruso, Vladimir Putin, tras el asesinato de su embajador en Ankara, Andrey Karlov, a manos de un policía turco que aseguró haberlo hecho a nombre del EI.

“Pido a los servicios especiales que tomen medidas adicionales para garantizar la seguridad en el interior de Rusia y en el extranjero”, declaró Putin, citado por las agencias rusas. “El embajador ruso Andrey Gennadievich Karlov fue vilmente asesinado ... Un acto que por supuesto es muy doloroso para nosotros”, agregó el líder ruso en Moscú en el marco del Día Nacional del Agente de Seguridad del Estado.

El mandatario adelantó que el embajador asesinado será honrado con la medalla del estado y destacó que Karlov fue muerto en el cumplimiento de su deber.

Turquía y Rusia establecieron una comisión conjunta para investigar la muerte del diplomático.

En total, 18 investigadores, agentes de los servicios secretos y diplomáticos rusos llegaron ayer por la mañana a la capital turca para participar en el dispositivo.