Mundo

Diplomacia de las 'pequeñas cosas', clave en acuerdo Cuba-EU: Papa

Durante un encuentro que sostuvo en la Sala Clementina del Palacio Apostólico con los nuevos embajadores ante el Vaticano, el líder de la Iglesia católica dijo estar contento "porque vimos como dos pueblos, que se habían alejado desde hacía tantos años, ayer dieron un paso de acercamiento".
Notimex
18 diciembre 2014 6:58 Última actualización 18 diciembre 2014 6:58
Papa Francisco

El Papa Francisco aceptó la invitación para visitar Turquía en noviembre próximo, confirmó el Vaticano. (Reuters)

CIUDAD DEL VATICANO. El Papa Francisco aseguró que la diplomacia de las “pequeñas cosas” fue clave para lograr el restablecimiento de las relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

El Papa se refirió por primera vez al histórico acuerdo durante un encuentro que sostuvo en la Sala Clementina del Palacio Apostólico con los nuevos embajadores ante el Vaticano de Mongolia, Dominica, Tanzania, Dinamarca, Malasia, Ruanda, Finlandia, Nueva Zelanda, Mali, Togo, Bangladesh y Qatar.

Por protocolo el pontífice no suele pronunciar discursos durante la presentación de las cartas credenciales de los diplomáticos acreditados ante la Santa Sede, pero en esta oportunidad hizo una excepción e improvisó unas palabras.

El trabajo del embajador es un trabajo de pequeños pasos, de pequeñas cosas, pero que terminan siempre por construir la paz, acercar los corazones de los pueblos, sembrar la fraternidad entre los pueblos. Y esto es vuestro trabajo, pero con pequeñas cosas, pequeñitas”, dijo.

“Hoy estamos todos contentos, porque vimos como dos pueblos, que se habían alejado desde hacía tantos años, ayer dieron un paso de acercamiento. Esto fue llevado adelante por embajadores, por la diplomacia. Es un trabajo noble el de ustedes, muy noble”, agregó.

Jorge Mario Bergoglio fue el gran mediador entre Estados Unidos y Cuba, mientras la diplomacia vaticana dio seguimiento al último tramo de las conversaciones entre ambos países, que finalmente dieron como resultado un acuerdo para normalizar sus relaciones diplomáticas, interrumpidas desde hace 53 años.

Sin mencionar directamente estos acontecimientos, el Papa se refirió a cómo los hombres pueden “hacer historia” junto con Dios, durante el sermón de su misa privada matutina, que celebró en la capilla de su residencia, la Casa Santa Marta.

“Dios hace la historia, y también nosotros hacemos la historia; y cuando nosotros nos equivocamos Dios corrige la historia y nos saca adelante, siempre caminando con nosotros”, sostuvo.

“Si no tenemos esto claro, ¡jamás entenderemos la Navidad! ¡Jamás comprenderemos la encarnación del Verbo! ¡Nunca! Es toda una historia que camina”, añadió.