Mundo

Decretos de Trump dañarían la economía de Estados Unidos

Debido a las órdenes ejecutivas que frenan la migración, algunos sectores de la industria de Estados Unidos, como el turismo, la alimentación y la construcción tendrán efectos negativos en la economía de dicho país.
Redacción 
01 febrero 2017 17:10 Última actualización 01 febrero 2017 17:14
frontera

Donald Trump prometió en su campaña deportar hasta 11 millones de personas.

Algunos decretos firmados por el presidente Donald Trump referentes a la migración pueden dañar sectores de la industria de Estados Unidos, donde la participación de trabajadores mexicanos es alta y donde el turismo les deja derramas millonarias.

Alrededor del 10 por ciento de la economía de Estados Unidos depende de los mexicanos, por lo que una deportación masiva de éstos provocaría que el PIB de dicho país disminuya un 10 por ciento, o lo equivalente a mil 500 millones de dólares anuales, esto según datos del estudio realizado por la plataforma de empleo, Apli.

El estudio también destaca que nueve de los 15 sectores, que componen la economía del país vecino, cuentan con un 20 por ciento de participación mexicana, por lo que "sin mexicanos, colapsarían industrias enteras. El impacto en la economía del país sería similar al que tuvo la crisis financiera de 2008” dijo José María Pertusa, cofundador de Apli.

Esto contrasta con la reciente firma del decreto donde el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se comprometió a acelerar la deportación de indocumentados, además de que prometió deportar a aproximadamente 3 millones de extranjeros, entre ellos mexicanos, que tengan antecedentes penales. 

Algunos de los sectores más afectados serían el de la alimentación y el de la construcción, ya que del primero un 18 por ciento de los trabajadores son de origen mexicano, mientras que hay un 20 por ciento de mexicanos trabajando los campos de Estados Unidos, además que el 16 por ciento de los trabajadores en restaurantes son mexicanos.

1
 

 

refugiados

De hecho no sólo estos sectores se verían afectados, también la industria del turismo se dañaría, ya que los turistas extranjeros brindan un sustento crítico para la economía estadounidense.

Pero la nueva orden ejecutiva de Donald Trump, que restringe la inmigración de siete países de mayoría musulmana, podría desacelerar la economía estadounidense.

En el 2015, invirtieron más o menos 199 mil millones de dólares en hoteles, restaurantes, vuelos, parques temáticos y otros servicios y productos. Ese gasto cuenta como exportación. El turismo y los vuelos representaron casi 9 por ciento de las exportaciones estadounidenses ese año.

Otro de los sectores afectados es el de la educación, donde ya algunas empresas de alta tecnología se han opuesto a la orden de Trump, pues afirman que esto reduce la ventaja competitiva que tienen al momento de contratar talento altamente capacitado.

Con información de Agencias