Mundo

Cuba se alista para sismo de gran intensidad 

Autoridade de Cuba informaron que la alerta decretada abarca a todo el territorio nacional y aseguraron que las Fuerzas Armadas están listas para atender un sismo de grandes proporciones. 
Vivian Núñez/ Corresponsal
17 enero 2016 18:45 Última actualización 17 enero 2016 20:31
Cuba

El mayor movimiento sísmico detectado en Cuba, de 7 grados de magnitud, tuvo lugar en 1992. (NTY)

LA HABANA.- Autoridades cubanas comenzaron a preparar
“acciones de respuesta a un sismo de gran intensidad” en la isla, luego de registrarse en las últimas horas “12 movimientos perceptibles por
la población", un fenómeno inusual en el país, donde hasta ahora eran los ciclones tropicales su principal preocupación.

Según se informó oficialmente hoy, los epicentros de tales movimientos, cuyas magnitudes oscilaron entre 3 y 5 grados en la escala Richter, fueron “localizados a 40 kilómetros de la ciudad de Santiago de Cuba”, en el oriente de la isla, donde tradicionalmente tiene lugar la mayor actividad sísmica en este país caribeño. No se reportaron pérdidas humanas ni grandes daños materiales.

La alerta decretada abarca a todo el territorio nacional y precisa que “teniendo en cuenta las vulnerabilidades del estado del mantenimiento
constructivo del fondo habitacional y de las instalaciones industriales” con que cuenta el país, “se han puntualizado las fuerzas y medios
con que se respondería” a un terremoto de grandes proporciones, con la participación de las Fuerzas Armadas y otras instituciones estatales.

Desde hacía 84 años no se registraba esa cantidad de movimientos telúricos de manera consecutiva, que obligaron a cientos de miles de santiagueros a trasladarse hacia las principales plazas y parques
desde la 1:37 de la madrugada de este domingo.

El Estado Mayor Nacional de la Defensa Civil y el Centro Nacional de Investigaciones Sismológicas mantienen la vigilancia sobre el comportamiento de la actividad sísmica en el Sector Santiago-
Baconao, apreciado como el de mayor peligro.

El primero de los temblores de este año, con 3.2 de magnitud, se registró el pasado lunes 11, cuatro kilómetros al oeste-suroeste de la
playa de Baconao, Santiago de Cuba, la zona sismológica más activa de la geografía nacional.

El mayor movimiento sísmico detectado en Cuba, de 7 grados de magnitud, tuvo lugar en 1992 en la también oriental provincia cubana de Granma.

Los principales fenómenos naturales que afectan a la isla son los ciclones tropicales y, hasta ahora, la actividad sísmica había sido aislada, aunque se ha incrementado en los últimos años.

A diferencia de otros países afectados tradicionalmente por los terremotos, en Cuba la mayoría de las edificaciones no están preparadas para resistir estos fenómenos.

>