Mundo

Croacia instala centro de recepción de inmigrantes

El centro ofrecerá alimentos a los inmigrantes y se prevé que registre a los que soliciten asilo para luego sigan avanzando hacia Hungría o Eslovenia. Hungría advirtió a los inmigrantes no ingresar sin permiso a su territorio o serán castigados con cárcel.
AP
21 septiembre 2015 7:23 Última actualización 21 septiembre 2015 7:53
Croacia inmigrantes

El centro, ubicado en Opatovac, busca poner orden a la ola de inmigrantes que busca atravesar Croacia para llegar a Europa. (Reuters)

OPATOVAC. Croacia inauguró un centro de recepción de inmigrantes en la villa oriental de Opatovac, con la esperanza de poner orden al incesante caos que hay en este pequeño país balcánico abrumado por miles de personas que buscan refugiarse en Europa.

Unas 27 mil personas que huyen de la pobreza y el conflicto en Oriente Medio, África y Asia han ingresado en esta nación desde que Hungría cerró sus fronteras con Serbia el 15 de septiembre. El cierre frustró el paso a muchos inmigrantes, quienes vieron los caminos obstaculizados mientras los gobiernos analizan quién debe hacerse responsable de ellos.

Impulsado por las críticas de que ha hecho poco para ayudar con la marea humana, el ministro croata del Interior Ranko Ostojic visitó el campamento y abordó un camión lleno de solicitantes de asilo. En un tono más bien sencillo, se presentó con su primer nombre y dijo al grupo que no tenían nada que temer.


"Ustedes estarán poco tiempo en el campamento para tomar refrigerios, alimentos, lo que necesiten y luego serán transportados a Europa", dijo. "Por favor sigan las instrucciones de la policía. Todo estará bien. Gracias".

La policía erigió una cerca de metal que separa a los inmigrantes de la prensa. Exhaustos, muchos de ellos colgaron su ropa lavada en la valla mientras se recuperaban de los días que pasaron caminando de frontera a frontera, con la esperanza de llegar más al norte a Alemania o los países escandinavos.

Se prevé que el nuevo centro registre a los solicitantes de asilo y luego les arregle transporte para que sigan avanzando. Están preocupados, aunque se les prometió que al final los llevarán a Hungría o Eslovenia.

"Ahora estamos esperando su decisión. No sabemos qué pasará", dijo Salakh Arbash, un sirio de 18 años.

Sin embargo, la concesión es apenas un pequeño reflejo de la intensa presión que los países en el sureste de Europa han sentido a medida que siguen llegando.

Hungría advirtió a los inmigrantes no ingresar sin permiso a su territorio o serán castigados con cárcel.

En un aviso publicado en el diario An-Nahar, el de mayor circulación en Líbano, el gobierno húngaro informó que se "toman las acciones más duras posibles" contra las personas que tratan de ingresar a Hungría ilegalmente.